6 recetas diferentes de té helado para el calor

Llegó el verano y con él, ¡se renuevan las ganas de tomar té helado! Este año, no puedes dejar de probar diferentes recetas de té helado para luchar contra el calor. Sin duda, la bebida más refrescante y saludable que puedes preparar en casa.

Además, dependiendo del tipo de té que utilices para prepararlo, podrán beberlo incluso los más pequeños de la familia. ¿Te apuntas a preparar té helado en casa?

¿Con qué variedades se puede preparar té helado?

La realidad es que cualquier infusión puede beberse bien fría y sabrá deliciosa. Por supuesto, todo depende de tus gustos. Hay personas que no toleran beber té negro frío pero disfrutan de un vaso de infusión frutal bien helada.

Te animamos a experimentar y poner a prueba todas las recetas de té helado para contrarrestar el calor de la época. Una vez sepas preparar la receta básica, ¡podrás adaptarla a tus gustos!

6 recetas esenciales de té helado

En general, se recomienda utilizar 6 bolsas de té por cada litro y medio de agua hirviendo. Si bien las cantidades pueden variar o adaptarse según el té utilizado y los gustos personales, esta medida suele servir para cualquier receta de té helado.

Dado que las recetas de té helado que te presentamos a continuación mezclan varios ingredientes, no consideramos necesario usar tés de una gran calidad. Si nos permites un consejo, guárdalos para degustar sólos.

vaso de té verde helado

Receta base de té helado

Empezamos con esta receta básica que se prepara con té negro pero, como te señalamos antes, tú puedes preparar tu té helado con la infusión que desees. Más adelante en este artículo, te daremos más ideas.

Ingredientes

Elaboración

  1. Lleva el agua a la ebullición e incorpora las 6 bolsas de té y deja reposar 10 minutos.
  2. Retira las bolsas y agrega la miel. Remueve bien.
  3. Deja enfriar. Luego lleva a la nevera al menos 4 horas.
  4. Agrega el zumo de limón.
  5. Corta el limón en rodajas e incorpóralo al té helado.
  6. Agrega hielo y menta, y revuelve.

Ahora que sabes cómo preparar un té helado básico, puedes dejar volar tu imaginación. A continuación, te presentamos algunas recetas de té helado que pensamos que pueden gustarte.

Té verde helado con arándanos

Si eres amante del té verde, este té helado es perfecto para ti. Podrás continuar disfrutando del inconfundible sabor herbal del té verde combinado con el dulzor y ligera acidez de los arándanos.

Ingredientes

Elaboración

  1. Calienta el agua a 90ºC y apaga el fuego.
  2. Incorpora las bolsas de té, los arándanos y las hojas de menta.
  3. Deja infusionar durante 15 minutos.
  4. Deja enfriar. Luego lleva a la nevera al menos 4 horas.
  5. Sirve con hielo.

Nota: puedes cambiar los arándanos por moras, frambuesas, fresas o cerezas.

arándanos y moras congelados

Té verde helado con limón y albahaca

Sin dudas, una receta refrescante, perfecta para esos días tan calurosos donde nada te quita la sed.

Ingredientes

Elaboración

  1. Calienta el agua e incorpórala a una jarra con la albahaca y las bolsas de té. Si lo deseas, puedes endulzar con miel.
  2. Deja reposar 15 minutos.
  3. Retira las bolsas de té (y las hojas de albahaca, si lo deseas).
  4. Deja enfriar. Luego lleva a la nevera al menos 4 horas.
  5. Sirve con rodajas de limón y abundante hielo.

Té negro helado con coco

Esta receta suma lo exótico del coco al sabor profundo y robusto del té negro. Sin duda, ¡un té helado con mucha personalidad!

Ingredientes

Elaboración

  1. Incorpora al agua de coco caliente, las bolsas de té negro.
  2. Deja reposar 10 minutos y retira.
  3. Lleva a la nevera al menos durante 3 horas.
  4. Corta la lima en finas rodajas e incorpora a la jarra.
  5. Sirve con hielo.

Té blanco helado con melocotón y jengibre

Aprovecha el sutil sabor del té blanco y mézclalo con una fruta de gran dulzor como el melocotón. El jengibre le dará un toque de picante que te sorprenderá.

Ingredientes

Elaboración

  1. Lava bien los melocotones, retira los huesos y corta en rodajas.
  2. Infusiona las bolsas de té blanco y los trozos de melocotón y jengibre en agua bien caliente durante 15 minutos.
  3. Retira el jengibre.
  4. Lleva a la nevera durante 3 horas.
  5. Sirve con hielo abundante.

Té verde helado con melón

Con esta receta aprovechamos el melón, una de las frutas más emblemáticas de la época estival. Por supuesto, puedes usar el melón que más te guste.

Ingredientes

Elaboración

  1. Hierve el agua y retira del fuego.
  2. Incorpora las bolsas de té, la mitad del melón y la menta.
  3. Deja que reposen durante 5 minutos.
  4. Cuela y deja enfriar. Luego lleva a la nevera al menos 4 horas.
  5. Sirve con hielo y la otra mitad del melón en trozos.

¿Qué te han parecido estas recetas de té helado? Como ves, puedes realizar todas las combinaciones que se te ocurran e, incluso, optar por infusiones florales o frutales para preparar esta bebida tan veraniega. ¿Otra idea? Si festejas un cumpleaños en casa, puedes incorporar un chorrito de ron o cava para disfrutar de este riquísimo sabor pero apto, solamente, para adultos.

Antonella Grandinetti
Antonella Grandinetti

Redactora creativa todoterreno y mamá por tres. Disfruto leyendo y escribiendo desde artículos hasta novelas. Me apasiona viajar y pasar tiempo soñando despierta con mis peques. Amante del mate y el té.

Lee más sobre el mundo de los tés: