Infusionismo
Tés y brebajes para vivir mejor.

La guía del mejor té amarillo

el mejor té amarillo

¿Has oído hablar del té amarillo? Es posible que no, dado que es un variedad de té poco conocida, al menos fuera de China.

El té amarillo puede ser un buen descubrimiento para aquellas a las que les gusten los tés verdes de buena calidad. Resulta más suave al paladar y menos astringente. La sabiduría popular dice también que preserva las propiedades para la salud del té verde pero resulta menos agresivo para el estómago.

Lo básico sobre el té amarillo

El té amarillo es una variedad rara (y habitualmente cara) de té. Resulta difícil de encontrar, incluso dentro de la misma China. Su proceso de elaboración es más complicado que el del té verde y no todos los productores reúnen la experiencia para realizarlo.

El té amarillo se pone a menudo en la misma categoría que el té blanco debido a su baja oxidación.

Su proceso de elaboración, de hecho, es muy similar al del té verde, excepto por una fase distintiva que altera su sabor y le da su peculiar coloración. Este proceso transforma los aromas del té y reduce los característicos aromas herbáceos del té verde.

El mejor té amarillo

Junshan Yinzhen

El Junshan Yinzhen es uno de los tés que figuran en la lista de los Famosos Tés Chinos (la lista que reúne a lo más notables tés chinos). Mao Zedong, una de las figuras históricas claves de siglo XX y célebre paisano de Hunan, declaró que el Juan Shan Yin Zhen era su té favorito.

Este té se cultiva en la isla Junshan, en la provincia de Hunan, en China. Aparte de por las restricciones geográficas, la producción de este té es muy limitada, ya que solo se realiza su recolección hasta la fecha que marca el festival chino de los ancestros (Quin Ming)

El Junshan Yinzhen se caracteriza por un sabor suave que recuerda a la caña de azúcar y un aroma frutal. Su infusión es de un amarillo brillante y resulta refrescante al paladar.

Huoshan Huangya

Este té era usado como tributo imperial durante la época de la dinastía china Tang. Se produce en la provincia de Anhui, donde se encuentran las famosas plantaciones de té del monte Huo. Las hojas de té se recolectan a mano antes de Guyu, el periodo del calendario solar tradicional chino que generalmente comienza en abril.

Su característica más notable es su sabor que recuerda a las castañas, por otro lado, se trata de un té redondo, con poca astringencia y una infusión suave y con cuerpo.

Las hojas de este té son de color amarillo verdoso cuando se elaboran. Se recomienda usar una Gaiwan para potenciar su fragancia y delicioso sabor.

te amarillo hushan huangya
Foto de Iateasquirrel, CC BY-SA 4.0

Meng Ding Huang Ya

Otro de los famosos tés que servían como tributo imperial en la antigua China. El Meng Ding Huang Ya proviene de la provincia de Sichuan. De hecho, debe su nombre a la montaña Meng Ding; esta zona es considerada la cuna de la cultura del té.

Este té se compone prácticamente solo de brotes. Su sabor de fondo recuerda a la hierba fresca de los tés verdes, pero cuenta con notas de frutos secos y una fragancia dulce e incluso avainillada. Su infusión es extremadamente suave y con cuerpo.

Song Yang Ying Hou Cha

Las hojas de este té son plateadas, largas y rizadas. No sabemos cómo fue la cosa exactamente, pero en algún momento de la historia, alguien (que quizás ese día no solo había bebido té) encontró una extraña semejanza entre el té y las patas de los monos plateados habituales de la zona y decidió bautizar al té literalmente como: té del mono plateado.

El Song Yang Ying Hou Cha se cultiva en la provincia de Zhejiang, cerca del curso del río Ou. Sus suelos fértiles le imprimen un carácter floral y ligeras notas de frutos secos.

Huang Da Cha

El Huang Da Cha se elabora de acuerdo con el método de producción de los tés amarillos, pero su tueste es bastante mayor antes de pasar a la fase de oxidación. Esto le da un rico aroma que recuerda al arroz tostado o al café.

Se elabora en la provincia de Anhui y su nombre hacer referencia a las grandes hojas que se usan para su fabricación.

Otros tés amarillos

Todavía existen otras variedades de té amarillo, pero son relativamente poco conocidas incluso en China y resulta extremadamente difícil encontrarlas fuera del país.

Tenemos, el Huang Xiao Cha, un té cultivado en la provincia de Anhui cuyo nombre significa pequeño té amarillo; el Da ye Qing, cultivado en la provincia de Guangdong; el Huang Tang, conocido habitualmente como sopa amarilla por el color de su infusión o el Beigang Mao Jian, un té amarillo de la provincia de Hunan.

Cultivo y rareza

El té amarillo se elabora prácticamente de forma exclusiva en China y muchas de sus variedades jamás llegan a traspasar sus fronteras.

Elaborar té amarillo requiere un proceso complicado y tedioso y, desgraciadamente, muchas de las técnicas ancestrales se han perdido. En el mercado, los tés amarillos más célebres mantienen su nombre de antaño, pero no todos han conservado sus métodos de elaboración originales.

Un triste ejemplo es el del una vez famoso Huo Shan Huang Ya, que solía producirse en la provincia de Anhui hasta que la técnica se perdió debido al abandono de los productores por la baja rentabilidad obtenida. Este té se continúa encontrando en el mercado, pero la forma de elaborarlo ha cambiado.

cultivo de té amarillo

Elaboración: el Meng Huang

Las técnicas para elaborar té amarillo varían en función de la zona, pero tienen en común varios puntos.

Después de la recolección del té, éste pasa por la tradicional fase de “matar al verde”, en la que el té se tuesta en un wok. Este paso es habitual en la elaboración de muchos tés, como por ejemplo los verdes. En el caso del té amarillo, el tueste suele ser más suave, a menos temperatura y por menos tiempo.

Después de esto, empieza el Meng Huang, la técnica que define lo que es un verdadero té amarillo.

Meng Huang vendría a significar algo así como sofocación o asfixia y es un proceso de oxidación lento aplicado sobre las hojas de té. Para hacerlo, se envuelve el té con papel o tela, se ponen al vapor para humedecerlas y se almacenan para que se oxiden. Este proceso puede repetirse varias veces.

El Meng Huang elimina las notas vegetales clásicas del té verde y redondea maravillosamente su sabor. También es el responsable de que el té adquiera sus tonos amarillentos.

Historia

Como en la mayoría de casos, hay un debate abierto sobre los orígenes exactos del té amarillo. Se cree que estos tés se empezaron a elaborar durante la Dinastía Qing (1644 a 1911).

Los tés amarillos se empezaron a producir en áreas ya famosas por su producción de té verde, como Huo Shan, en la provincia de Anhui o Meng Ding Shan, en Sichuan.

Los tés amarillos no han tenido nunca una gran presencia en el mercado y se han elaborado más bien para satisfacer al paladar de los consumidores locales.

La elaboración de los tés amarillos es difícil y trabajosa. A día de hoy, existen centenares de variedades de té verde en el mercado, mientras que las de té amarillo son solo unas pocas.

Cómo preparar té amarillo

El té amarillo no suele ser fácil de encontrar. No lo verás en forma de bolsas de té ni lo encontrarás en las estanterías de tu supermercado. Puedes conseguirlo en tiendas especializadas.

La preparación del té amarillo es similar a la del té blanco. El principal peligro para conseguir un buen té amarillo será pasarse con la temperatura del agua. Presta atención a no usar agua hirviendo, caliéntala solo hasta los 70ºC u 80ºC.

Deja reposar entre dos y tres minutos para que la infusión desarrolle los sabores complejos del té amarillo. Observa como el agua se tiñe con los llamativos colores de esta familia de tés.

Lee más sobre el mundo de los tés: