Entrevista a Tegust: el mundo de las infusiones de autor

Entrevista a Tegust: el mundo de las infusiones de autor

El mundo de las infusiones tiene sus grandes clásicos, como podrían ser una manzanilla o una menta poleo, pero también se presta a combinaciones originales que cada vez tienen mayor aceptación en el mercado.

La historia de Tegust, ubicada en la provincia de Girona, empezó con el desarrollo de una de estas mezclas singulares, una combinación que trataba de llevar al mundo de las infusiones los aromas de un licor típico de su zona: la ratafia.

El experimento resultó un éxito y la empresa fijó su apuesta en lo que denominan infusiones de autor. Estas combinaciones, que ponen énfasis en el uso de plantas aromáticas ecológicas y de proximidad, se diseñan para intentar captar la esencia de un concepto y llevarla al paladar de sus clientes. 

Hoy entrevistamos a Pep Mascarós, fundador y Gerente de Tegust y a Mònica Fanlo, su Directora de Calidad.

Háblanos un poco de Tégust. ¿A qué os dedicáis?

Elaboramos y comercializamos infusiones. Estamos en la zona de l’Empordà, en la provincia de Girona, un paraje único que os recomiendo visitar. Nos centramos en hacer infusiones de calidad, dando mucha importancia a los productos ecológicos y de proximidad.

Te diría que una de las cosas que nos diferencia es el énfasis que ponemos en nuestra área de investigación y desarrollo. Nuestra gama de productos va bastante más allá de la infusiones tradicionales y apuesta por mezclas de ingredientes que ofrecen sabores sorprendentes y cautivadores.

¿Cómo comenzó el proyecto?

De una forma bastante curiosa por ahí en 2010. Todo empieza a raíz de un error. 

En esa época, me empeñé en hacer un licor típico de la zona que se llama ratafia y combina diferentes plantas aromáticas. En el pueblo, mucha gente hace su propia ratafia de forma casera y me apetecía intentarlo. 

Tengo que reconocer que el experimento salió fatal, pero a raíz de éste empecé a hacer pruebas infusionando diferentes plantas para conseguir ese aroma típico de la ratafia. Al final, di con un preparado que imitaba la riqueza de aromas del licor pero en forma de infusión. A mis allegados les gustó y me animé a hacer una prueba de mercado, que tuvo bastante éxito. Esta infusión que imitaba la ratafia se convirtió en nuestro primer producto y en el germen de esta aventura.

Además, durante el proceso de desarrollo de esta primera infusión, me di cuenta de la poca calidad de las hierbas aromáticas que había en el mercado en ese momento. Las materias primas que conseguíamos no eran de buena calidad. Eso me hizo pensar que podía haber un hueco en el mercado que cubrir.

infusiones Tegust
Su emblemática infusión de ratafia. Foto cortesía de Tegust.

Uno de los valores a los que le dáis importancia es a la producción ecológica y a la sostenibilidad. ¿Cómo lo lleváis a la práctica?

Trabajamos con una parte muy importante de producto ecológico y queremos que en el futuro se convierta en el 100%.

También ponemos énfasis en la sostenibilidad de nuestros envases, que son reciclables. Ahora mismo, además, estamos en un proceso de eliminar todo el plástico de ellos. Vamos poniéndonos metas y avanzando en este ámbito.

Os apoyáis mucho en la producción de proximidad, háblanos de ello. ¿Qué es la esencia del Empordà?

Nuestra zona, como tantas otras, cuenta con una historia propia de relación entre los habitantes y las plantas del lugar. Hace mucho tiempo que la gente va a recolectar plantas medicinales y aromáticas al macizo de les Gavarres. El tipo de plantas que crecen en ellas, el clima, marcado por el mar y la tramontana (viento del norte), todo eso conforma nuestro ADN y es lo que intentamos aportar al consumidor.

Actualmente, se importan de otros países muchas plantas que antiguamente se recolectaban o cultivaban localmente. Las condiciones de cultivo, la frescura… todo son factores que juegan un papel importante en la calidad de la infusión final. Creemos que trabajar con productores de proximidad nos da un valor añadido en esto.

En una zona geográfica pequeña tenemos distintos climas que permiten el cultivo de una gran variedad de plantas. Podemos conseguir distintas variedades de menta, poleo, manzanilla, romero, caléndula, tomillo, lavanda, estevia, melisa… todo producido de forma ecológica en Catalunya.

La hierbaluisa, por ejemplo, es una planta originaria de sudamérica, pero que se siente muy a gusto y crece muy bien en la zona del Empordá y ha tomado su carácter. Las planta que crecen en cada zona tienen su carácter único y es lo que buscamos en nuestras infusiones.

¿Cultiváis vosotros mismos alguna planta?

Por el momento no tenemos cultivo propio, trabajamos con productores locales. 

Tenemos la suerte de estar en una zona en la que es fácil conseguir materia prima de muy buena calidad y de muy cerca. En un radio de 300 km tenemos la hierbaluisa de l'Empordà, la manzanilla de Linyola, la menta del Pirineo... 

¿Importáis algunos de vuestros ingredientes?

Sí, claro. Hay algunas cosas que no son accesibles de otro modo. Importamos todo lo que son tés y especias. Trabajamos con distribuidores y exclusivamente con producto ecológico. Los tés que usamos son básicamente negro (English Breakfast y keemun), verde (gunpowder y sencha) y rojo. Sobretodo provienen de China.

Es importante distinguir producción ecológica de calidad. Que provenga de cultivo ecológico certificado no significa que tenga el gusto que buscamos. A veces cuesta cuadrar todos estos factores y dar con la materia prima perfecta.

En vuestro catálogo existen numerosos caso de lo que llamáis “formulaciones de autor”. ¿Nos podéis explicar el concepto?

Bueno, la idea es ir más allá de lo que el consumidor encuentra habitualmente en el mercado y sorprenderlo con nuevos sabores combinando hierbas.

Nuestro primer ejemplo de infusión de autor es la que dió origen a Tegust, la infusión de ratafia. A partir de aquí, hemos colaborado con diferentes entidades y especialistas para formular nuevas recetas. 

Un ejemplo es la colaboración con el archivo del pueblo de Santa Coloma de Farners, donde tienen documentada la receta de ratafia más vieja conocida, que data de 1842. De aquí nació nuestra segunda infusión relacionada con esta bebida. Otra infusión inspirada en el mundo de los licores es la que imita los Aromas de Montserrat, un destilado a partir de hierbas cuya receta hemos obtenido gracias a un convenio con el Monasterio de Montserrat.

Otros ejemplos curiosos que hemos formulado a medida nos han llevado a crear las infusiones del Girona Fútbol Club, donde sus colores inspiraron la mezcla, o la del Patronato de Turismo de la Costa Brava, de la que surgió nuestra infusión Costa Brava.

Aparte, colaboramos habitualmente con la nutricionista Carla Zaplana, que ha formulado una línea de infusiones inspiradas en sus viajes.

recolección de plantas en Tegust
Recolección. Foto cortesía de Tegust.

¿Y cómo reaccionan los consumidores? ¿Son tradicionales o de paladar aventurero?

Hay que ser claros. La infusión que más se vende hoy en día es la manzanilla, y una de las razones para ello es que el consumidor busca un remedio para un problema concreto, en este caso probablemente un dolor de estómago. Sin embargo, cada vez más la gente toma infusiones por el mero hecho de disfrutarlas y, en estos casos, nuestras infusiones de autor son apreciadas.

Hablemos de nuevas tendencias en el mundo de las infusiones. ¿Qué es la gama Instants? ¿Por qué matcha y cúrcuma?

Son unos preparados en polvo que se disuelven en agua o leche y que incorporan diferentes ingredientes como especias, cacao, matcha o cúrcuma. Son bebidas muy sabrosas y más consistentes que una infusión.

Este tipo de bebidas son una tendencia creciente en el mercado, aunque la mayoría de fabricantes les incorporan mucho azúcar. En nuestro caso, además de buenas queríamos que fuesen saludables y por eso hemos eliminado totalmente el azúcar.

No estamos seguros de si esta tendencia se quedará o será una moda pasajera, pero en estos momentos el producto está teniendo mucho éxito. Para nosotros, este concepto no sustituye a la infusión, pero sí probablemente a un café con leche. Son bebidas con más cuerpo, ideales para un desayuno o una merienda.

De momento hemos empezado con las versiones con matcha y cúrcuma, que están muy de moda por sus propiedades para la salud, pero tenemos intención de ampliar la gama.

Hablemos de la vertiente medicinal que el consumidor a menudo busca en una infusión. ¿Le dáis importancia a todo este aspecto de la salud en vuestros productos?

Bebemos de esta tradición pero no centramos nuestro valor en ella. No tenemos una gama de infusiones funcionales, aunque sí es cierto que en nuestro catálogo existen unos pocos casos de mezclas específicas de plantas digestivas, depurativas o relajantes. En estos casos, usamos plantas que tradicionalmente se han usado para tratar estas problemáticas. 

Nos consideramos una empresa alimentaria y no ponemos mucho énfasis en la parte medicinal, aunque por supuesto existe. Nuestra prioridad es la experiencia del consumidor: que disfrute del sabor de una buena infusión.

¿Es España un país donde se consuman muchas infusiones y tés? 

Si vas al bar y pides una manzanilla, así, sin especificar, lo más probablemente es que te sirvan una infusión de muy baja calidad, que les habrá suministrado el distribuidor de café. Las infusiones no son el negocio principal de estos distribuidores y no le dan importancia. Muy probablemente se trate de la manzanilla más barata que han encontrado en el mercado, importada de lejos y que lleva meses dando vueltas y perdiendo sabor.

Durante mucho tiempo no se ha cuidado este aspecto y se ha creado un ciclo. El consumidor acaba interiorizando el concepto de la infusión que se le sirve en el bar, una bebida poco sabrosa que, como mucho, sirve para aliviar una indigestión o un resfriado.

Sin embargo, tenemos muy claro que si das algo bueno, el consumidor lo identifica inmediatamente. Una buena manzanilla o un buen té son sabrosos y ofrecen una experiencia que el consumidor disfruta. En nuestro caso, los bares que sirven infusiones Tegust, empiezan de repente a vender más infusiones. Cuando hay algo bueno, la gente se da cuenta.

¿Cómo ves el mercado? ¿Cómo ha cambiado desde que comenzasteis?

El mercado de las infusiones está creciendo. Creemos que no venimos de una tradición demasiado exigente en cuanto a la calidad pero esta tendencia está cambiando. Para nosotros está claro que si se siguen vendiendo infusiones de 1€ por 20 sobres, el mercado no crecerá. En los locales donde tienen un buen producto, el consumo de tés e infusiones sube.

Es cierto que cada día hay más marcas que apuestan por la calidad y creemos que es bueno para el sector.

Además de una apuesta por la calidad, está creciendo mucho la oferta. Las tres clásicas: tila, manzanilla y menta, que estaban presentes en cualquier parte, cada vez tienen más competencia. La gente quiere y se atreve a probar cosas nuevas. El consumo de combinaciones aromatizadas está creciendo a un ritmo muchísimo superior que el del resto de infusiones.

taza infusión
Foto cortesía de Tegust.

¿Cómo veis el futuro? ¿Hacia dónde se dirige la empresa?

Tenemos la sensación de que acabamos de empezar. Nuestro mercado principal actual es la zona de Catalunya, pero creemos que hay mucho margen de crecimiento. Estamos haciendo crecer nuestro canal de distribución y potenciando también la venta online al consumidor final.

Servimos nuestras infusiones a toda España y tenemos pedidos de países extranjeros como Japón, Rumanía o Francia. ¡Estar cerca de la Costa Brava nos ayuda porque supone un gran escaparate para que gente de todo el mundo pruebe nuestras infusiones!

Sara Daroca
Sara Daroca

Apasionada por los temas relacionados con la gastronomía y la salud. Me encanta la montaña, correr, la vida activa y mis gatos.

Lee más sobre el mundo de los tés: