Infusión de cúrcuma, el gran antiinflamatorio

Infusión de cúrcuma, el gran antiinflamatorio

banner general tés fríos para el verano
banner general tés fríos para el verano

Las infusiones herbales se usan desde hace cientos de años para aliviar toda clase de afecciones. En esta ocasión hablaremos de la infusión de cúrcuma, una de las especias más utilizadas en la medicina tradicional china e india debido a sus importantes efectos antioxidantes y antiinflamatorios.

La cúrcuma (Curcuma longa), es una planta perenne de la familia de las zingiberáceas. Nativa del suroeste de la India, puede encontrarse desde la Polinesia hasta diferentes regiones cálidas del sur asiático.

Su uso medicinal está muy extendido, sobre todo en la zona de su hábitat natural. De hecho, los historiadores señalan que ya en el año 610 a.C. se utilizaba la cúrcuma (polvo que se extrae de la raíz de esta planta) como colorante alimentario y textil además de para aliviar enfermedades.

Propiedades de la infusión de cúrcuma

Como ya mencionamos, la cúrcuma cuenta con diferentes beneficios para la salud que han sido explotados a lo largo de los siglos por las medicinas tradicionales asiáticas. Veamos juntos cuáles son las propiedades de esta maravillosa y colorida especia.

Acción antiinflamatoria y analgésica

Habitualmente, la infusión de cúrcuma es recomendada en casos de lesiones musculares o enfermedades inflamatorias como la artritis o la psoriasis. Diferentes estudios señalan que este efecto se debería a la presencia de la curcumina, una sustancia que aliviaría las inflamaciones al inhibir la síntesis de prostaglandinas. De hecho, pacientes sometidos a investigación han obtenido una mejoría notable de sus niveles inflamatorios al consumir cúrcuma (2).

Propiedades antioxidantes

De la misma forma que el rooibos o el té verde, la cúrcuma es una planta conocida por su riqueza en antioxidantes (3), unas moléculas que luchan contra los radicales libres evitando el daño oxidativo y la aparición de diversas enfermedades degenerativas, como el Alzhéimer o el cáncer, entre otras.

Mejora los síntomas del síndrome metabólico

La curcumina no solo es antiinflamatoria sino que contribuiría a tratar la inflamación sistémica que se asocia a afecciones como el síndrome metabólico, la resistencia a la insulina, la hipertensión, la hiperglucemia, el colesterol malo y los altos niveles de triglicéridos.

Los investigadores han concluido que el consumo de curcumina alivia los síntomas del síndrome metabólico, al mejorar la sensibilidad a la insulina, baja la presión sanguínea, lucha contra el estrés oxidativo y la inflamación (4).

infusion de curcuma

Protege el corazón

La curcumina es el polifenol causante del color amarillo de esta especia y además, un aliado para prevenir enfermedades cardiovasculares. Sus efectos antioxidantes, antiinflamatorios y antitrombóticos han sido probados por diferentes estudios, así como también su efecto en disminuir el colesterol, uno de los grandes marcadores de riesgo de infarto (5, 6).

Mejoraría la resistencia a la insulina

Según diferentes investigaciones, la curcumina actuaría frente la resistencia a la insulina, la hiperglucemia y otros aspectos asociados a la diabetes (7). Sin embargo, a día de hoy los datos no son 100% concluyentes.

Lucharía contra la depresión

La curcumina cuenta con efectos antidepresivos que la convertirían en una buena opción para evitar depresiones. Una investigaciones en ratones señaló que aquellas que recibieron dosis diarias de curcumina no padecieron estados depresivos. Estudios en humanos serían necesarios para corroborar estos resultados (8).

Combate microbios y favorece la salud de la piel

Además de las propiedades antioxidantes y antiinflamatorias que ya hemos mencionado, la cúrcuma tiene acción antimicrobiana. Por este motivo, se considera que la ingesta de infusión de cúrcuma ayudaría a prevenir el fotoenvejecimiento, además de ser útil para combatir infecciones urinarias y dolores de garganta. Incluso, podría aplicarse la cúrcuma de manera tópica para tratar afecciones como el acné o el eccema.

Contraindicaciones

Como siempre, te recomendamos consultar con tu médico antes de iniciar la ingesta habitual de una infusión. Recuerda que las infusiones son aliados del tratamiento indicado por un profesional, no sustitutivos.

En este caso particular, no se recomienda el consumo de infusión de cúrcuma a aquellas personas que padecen de cálculos en la vesícula, afecciones hepáticas o a quienes consumen regularmente anticoagulantes.

Cómo preparar una infusión de cúrcuma

La infusión de cúrcuma es muy fácil de preparar. Si eres seguidor nuestro, seguramente ya te imaginas cómo llevar a cabo el proceso ya que no tiene mayores secretos.

Ingredientes para 4 tazas de infusión

Elaboración:

Nota: existe una versión de la infusión que se recomienda especialmente para contribuir a la pérdida de peso. En este caso, se suele recomendar incluir limón en la infusión ya que este cítrico favorece la reducción de grasa (1), además de mejorar el metabolismo. En ese caso, agrega a tu infusión el zumo de medio limón. Puedes endulzar con miel si el sabor es demasiado astringente para tu gusto.

Anímate a probar la infusión de cúrcuma y disfruta de sus amplios beneficios para la salud, principalmente su potencial antiinflamatorio que puede ayudarte a sobrellevar toda clase de molestias musculares.

Fuentes:

  1. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25912765
  2. https://eprints.ucm.es/27836/1/C%C3%9ARCUMA%20%20Paula%20Saiz.pdf
  3. https://nccih.nih.gov/health/antioxidants/introduction.htm
  4. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5664031/
  5. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19233493
  6. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30716389
  7. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3857752/
  8. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0166432812006997
Antonella Grandinetti
Antonella Grandinetti

Redactora creativa todoterreno y mamá por tres. Disfruto leyendo y escribiendo desde artículos hasta novelas. Me apasiona viajar y pasar tiempo soñando despierta con mis peques. Amante del mate y el té.

Lee más sobre el mundo de los tés: