Infusionismo
Tés y brebajes para vivir mejor.

Todas las propiedades de la manzanilla

propiedades de la manzanilla

La manzanilla es una de las infusiones más bebidas a lo largo y ancho del mundo y es fácil entender el porqué. 

La medicina popular la usa desde tiempos inmemoriales para aliviar problemas digestivos, de la piel o, simplemente, como relajante. En los tiempos modernos, la manzanilla es un ingrediente habitual de cosméticos y sus aceites esenciales se usan en perfumería.

Ahora bien, ¿realmente la manzanilla aporta tantos beneficios al organismo o se trata de afirmaciones sin fundamento? Descubrámoslo en este artículo.

La planta de manzanilla

¿Sabías que la manzanilla puede alcanzar los 60 cm de altura? Se trata de una planta originaria de África, los Balcanes y Asia occidental. Sin embargo, en la actualidad es cultivada en muchísimos otros países, como España, Argentina o Irán.

Es miembro de la familia Asteraceae y cuenta con dos variedades comunes: la manzanilla alemana (Chamomilla recutita) y la manzanilla común o romana (Chamaemelum nobile).

Egipcios y romanos conocían sus beneficios para la salud desde la antigüedad. A día de hoy, la manzanilla es una infusión habitual en las alacenas de muchas familias, que la consumen por sus propiedades o, simplemente, por su agradable sabor. 

La infusión de manzanilla

En algunos lugares se usa el término té como sinónimo de tisana. Aunque hayas podido escuchar té de manzanilla, esta no forma parte de la familia de los tés. Se trata pues, de una infusión herbal que no contiene cafeína en absoluto, a diferencia de los tés.

La infusión de manzanilla se prepara utilizando las flores de esta planta. Dichas flores poseen un alto contenido de flavonoides y terpenoides (2), unos conocidos antioxidantes que combaten a los radicales libres que pueden afectar nuestras células, protegiéndonos así de posibles enfermedades crónicas.

Preparación

  1. Calienta una taza de agua a 85°C. Evita que la misma llegue a ebullición.
  2. Es fácil encontrar esta infusión en sobres en cualquier supermercado, pero también en herboristerias en forma de flores secas a granel. La versión más sabrosa de esta infusión la conseguirás con flores frescas, pero será difícil de conseguir a menos que cultives tu propia planta.
  3. Coloca las flores de manzanilla en un colador metálico para infusiones. Un para de cucharaditas será suficiente. Vierte sobre ellas el agua.
  4. Deja infusionar durante unos 6 minutos.
  5. Retira las flores de manzanilla. Si lo deseas, puedes endulzar con una cucharadita de miel.

Puedes consumir esta infusión también fría. Los pasos a seguir serían los mismos pero luego deberías colocarla en el frigorífico o incorporarle hielo. También puedes preparar la infusión con agua fría. En este caso, el tiempo de reposo debe se mucho mayor, al menos 5 horas.

Beneficios de la manzanilla para la salud

La medicina natural hace años que pregona los beneficios de la manzanilla pero, ¿qué tienen de verdad estas creencias?

planta de manzanilla

1. Mejora del sueño

La manzanilla contiene apigenina, un antioxidante que podría ayudar a reducir el insomnio. Un estudio del año 2016 señaló que aquellas mujeres en época de posparto que bebieron manzanilla durante dos semanas mejoraron su calidad de sueño de manera comparativa con aquellas que no lo hicieron (3).

Por otra parte, una investigación encontró que las personas que consumieron 270mg de extracto de manzanilla diarios durante 28 días tuvieron una menor cantidad de despertares y se quedaron dormidos más rápido que el grupo de control (4).

Si bien la ciencia debe continuar estudiando este campo, parece que tomar una taza de manzanilla antes de irnos a dormir puede ayudarnos a relajarnos, conciliar y mantener el sueño.

2. Control del azúcar en sangre

Diferentes estudios han observado que quienes consumen regularmente manzanilla tendrían una menor cantidad de azúcar en sangre que quienes no la ingieren. Por este motivo, se cree que las propiedades antiinflamatorias de la manzanilla ayudarían a mantener la buena salud del páncreas (órgano productor de insulina, hormona que transporta el azúcar hasta el interior de las células donde se usa como energía) (2, 5).

3. Alivio de dolores menstruales

Se supone que la manzanilla ayudaría a aumentar naturalmente los niveles de glicina en el organismo. 

Esta sustancia es un relajante muscular y por ende, sería útil para controlar los cólicos menstruales. Las investigaciones al respecto no han arrojado datos concluyentes pero se ha observado una mejora de los síntomas menstruales en aquellas mujeres que han ingerido regularmente una infusión de manzanilla (6).

4. Mejora la digestión

La medicina popular usa la infusión de manzanilla para tratar los gases, las digestiones pesadas y aliviar las náuseas. Esta infusión es especialmente efectiva para disipar gases, relajar la musculatura que hace circular los alimentos a lo largo de los intestinos y calmar el estómago. 

5. Regenera tejidos dañados

Las cremas y ungüentos de manzanilla se utilizan para ayudar a la regeneración de tejidos dañados por quemaduras, por ejemplo. Sin ir más lejos, un estudio de International Journal of Molecular Sciences (8) señala entre las bondades de esta hierba la capacidad de ayudar a cicatrizar la piel e incluso, las aftas bucales.

6. Efectos sobre el cáncer

Algunos estudios de laboratorio han señalado que el antioxidante apigenina podría ayudar a combatir las células cancerosas, especialmente las de mama, tracto digestivo, piel, próstata y útero (9). Futuras investigaciones son necesarias para determinar su eficacia.

La infusión de manzanilla es riquísima, fácil de preparar y puede brindarle a tu organismo una buena dosis de antioxidantes. No dudes en incluirla en tu dieta para beneficiarte de sus propiedades para la salud.

Nota: Recuerda que las infusiones pueden ser un complemento para ayudarte a mejorar tu salud pero en ningún momento reemplazan las indicaciones de tu médico.

Termina tus comidas con una buena infusión

¿Por qué no sustituyes el café de después de comer por una infusión? La manzanilla es una forma excelente de terminar una comida, especialmente si ha sido copiosa. 

¡Inténtalo! Sus propiedades para facilitar la digestión la convierten en una excelente y relajante forma de escapar de la cafeína y cuidar a tu cuerpo.


Fuentes:

  1. https://ndb.nal.usda.gov/ndb/nutrients/report?nutrient1=262&nutrient2=&nutrient3=&fg=14&max=25&subset=0&offset=200&sort=c&totCount=267&measureby=g
  2. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2995283/
  3. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26483209
  4. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3198755/
  5. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25194428
  6. https://www.researchgate.net/publication/286965003_Chamomile_tea_for_relief_of_primary_dysmenorrhea
  7. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4177631/
  8. https://www.researchgate.net/publication/322092249_Anti-Inflammatory_and_Skin_Barrier_Repair_Effects_of_Topical_Application_of_Some_Plant_Oils
  9. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2874462/
Antonella Grandinetti
Antonella Grandinetti

Redactora creativa todoterreno y mamá por tres. Disfruto leyendo y escribiendo desde artículos hasta novelas. Me apasiona viajar y pasar tiempo soñando despierta con mis peques. Amante del mate y el té.

Lee más sobre el mundo de los tés: