¿Té con café? Descubriendo el Yuanyang

¿Te has despertado con ganas de tomar una reconfortante taza de bebida caliente pero no puedes decidir si deseas café o té? ¿Por qué elegir? Como lees, ahora puedes preparar Yuanyang, una bebida a base de café y té que hace las delicias de los amantes de ambas infusiones en Hong Kong, de donde es originaria.

Su nombre hace referencia a los patos mandarines que representan el amor conyugal en la región. Sin dudas, es una magnífica forma de establecer que los opuestos se atraen ¡y pueden crear maravillosas combinaciones! ¿Quieres saber más sobre el Yuanyang?

El Yuanyang, café con té

También llamado Kopi Cham en Malasia y Yuenyeung en China, esta bebida se prepara mezclando tres partes de café con siete partes de té con leche al estilo de Hong Kong.

Seguramente, te estás preguntando qué es exactamente el té con leche al estilo Hong Kong. Tranquilo, te lo explicamos a continuación. Se trata de un té negro al cual se le agrega leche en polvo o leche condensada.

Esta variedad de té destaca por su cuerpo y su suavidad. Al beberlo, un buen té al estilo Hong Kong deja espuma en la parte superior de la taza debido a su concentración de grasa.

Como puedes imaginarte, la mezcla de este particular té con café da como resultado una bebida cremosa, sabrosa y con muchísimos matices. ¿Te están entrando ganas de probarlo?

El Yuanyang se vende principalmente en los dai pai dongs, es decir en los puestos de comida callejera, y en los cha chaan tengs (cafés) de Hong Kong, y puede beberse tanto frío como caliente. Pero no te preocupes, porque te contaremos cómo prepararlo en tu casa.

taza de té sobre mesa de madera

La receta de café con té

Lo cierto es que existen tantas recetas de Yuanyang como personas que lo preparan. No obstante, a continuación te presentaremos una de las más tradicionales que luego, por supuesto, puedes adaptar a tus gustos personales.

La preparación es realmente muy sencilla y en pocos minutos obtendrás una bebida realmente deliciosa y con un interesante efecto estimulando. Eso sí, ten en cuenta que aporta bastante calorías.

Como para preparar el Yuanyang es necesario tener té con leche al estilo Hong Kong, empezaremos contándote cómo elaborarlo.

Cómo hacer té con leche al estilo Hong Kong

Calienta el agua a 100 ºC y prepara un té negro (el que tengas en casa, aunque esta versión suele prepararse con té negro de Ceilán) a tu gusto, utilizando entre 1 y 3 cucharaditas de té por taza. Cuanto más té utilices, obtendrás un sabor más concentrado e intenso.

Deja reposar 15 minutos hasta obtener una infusión bien oscura y concentrada. Cuela utilizando un tamizador de tela para retirar todo resto de hojas de té.

Luego, mezcla ⅓ de taza de leche evaporada con 1 cucharadita de leche condensada azucarada dentro de la taza e incorpora, finalmente, el té. ¡Listo, ya tienes tu té con leche al estilo Hong Kong!

Ahora ya podemos ver cómo elaborar café con té.

Ingredientes para preparar Yuanyang para cuatro personas

1 taza de té con leche al estilo Hong Kong.

1 taza de café bien fuerte.

Elaboración

  1. Mezcla el café con el té.
  2. Sirve en tazas pequeñas. Esta preparación sirve para 4 porciones.

Como ya te comentamos, el café con té puede beberse bien caliente o helado. ¡Es tu elección! En este último caso puedes colocarlo una hora en la nevera y servirlo acompañado de hielo.

Por supuesto, puedes adaptar esta receta a tus gustos. Por ejemplo, en lugar de utilizar una proporción 1:1 de café y té, aumentar la cantidad de té y disminuir el café o viceversa. ¡El límite es el cielo!

Sabor del Yuanyang

El sabor es difícil de describir, específicamente porque depende de varios factores como el té y el café utilizados, la intensidad de los mismos, la proporción de leche condensada y leche en polvo del té con leche estilo Hong Kong, y la proporción final del café con té.

En general, hablamos de una bebida fuerte, intensa y con mucho cuerpo. La leche y la leche condensada le otorgan una cremosidad maravillosa (creerás que estás degustando un postre) y un leve toque dulzón que combina de maravillas con la amargura y la astringencia del café y del té.

¿Qué nos dices? ¿Te atrever a probar el café con té? Sin dudas, es una bebida deliciosa que te hará sentir en el paraíso de los sabores porque, al fin y al cabo, a veces los opuestos se atraen y juntos crean verdaderas obras de arte. 

Fuentes:

Antonella Grandinetti
Antonella Grandinetti

Redactora creativa todoterreno y mamá por tres. Disfruto leyendo y escribiendo desde artículos hasta novelas. Me apasiona viajar y pasar tiempo soñando despierta con mis peques. Amante del mate y el té.

Lee más sobre el mundo de los tés: