Un recopilatorio de los mejores tés verdes chinos

China es famosa por su té, principalmente por su té verde aunque elabora y exporta diferentes variedades que incluyen el té negro, el té amarillo, el pu-erh, el té blanco y el oolong, entre otros. 

Hoy nos hemos propuesto presentarte una guía para adentrarte en el mundo del mejor té verde chino sin perderte. Pero ¿cómo? ¿Existen tantas variedades diferentes de té verde? Claro que sí, aunque parezca difícil de creer para quienes se inician en el mundo tetero, y sí, las diferencia son palpables.

¿Qué es el té verde?

Esta infusión es una clase de té poco oxidada. El té verde se elabora con las hojas de la planta del té, la Camellia sinensis, pero a diferencia del té negro no se somete a un proceso de oxidación sino que, por el contrario, la oxidación que recibe es mínima. Como lees, dos variedades de té tan diferentes se preparan con las mismas hojas y lo que modifica su sabor, color y aroma es su procesamiento.

Particularmente, en China, las hojas de té se someten a un proceso de secado de manera rápida tras la recolección; es decir que el proceso de oxidación natural que se lleva a cabo es muy poco, tan solo de algunas horas.

Luego, las hojas se cuecen en enormes woks sobre hogueras. Este tratamiento, que difiere de la cocción a vapor típica de Japón, le otorga al té verde chino un sabor tostado único.

Tras esta cocción, las hojas se enrollan y se secan para conservar, así, la máxima cantidad posible de sus aceites esenciales, sabor, color y aroma. Merece la pena destacar que el té verde ofrece una gran cantidad de propiedades beneficiosas para la salud debido a su corto proceso de oxidación.

taza de té verde con grandes hojas vista desde arriba

¿Dónde se produce el té verde chino?

La realidad es que la producción de té verde en China está muy extendida. Por lo tanto, es posible encontrar cultivos de té a lo largo y ancho del país.

En la provincia de Zhejiang, al este de China, se producen diferentes variedades de té verde, entre las que destaca el Xi Hu Longjing o Pozo del Dragón; mientras que en la provincia de Jiangsu, se elaboran otras tipologías e, incluso, una falsificación de Longjing. Curioso, ¿verdad?

También las provincias de Hubei, Henan, Anhui y Jiangxi son dueñas de tés verdes con su denominación de origen. En el próximo apartado, hablaremos de cada uno de los tés verdes chinos.

Recopilatorio de los mejores tés verde chinos

Elegir un té verde chino no es sencillo ya que tienen todos una gran reputación. Sin embargo, aquí te proponemos una lista de tés esenciales que te interesará conocer.

Xi Hu Longjing

Empezamos el ranking del mejor té verde chino con, quizá, la variedad más famosa: el Pozo del dragón, un té suave que se vende a precios altísimos debido a su gran calidad. Este té de sabor netamente vegetal sobresale por su mínima astringencia y sus toques de arroz tostado y anacardo.

Su elaboración es llamativa. Si bien se cuece también en woks, se remueve con las manos de manera tal que las hojas se alisan hasta obtener una apariencia totalmente plana.

A modo de curiosidad, te contamos que según la leyenda un emperador visitó el Templo de Hu Gong donde fue agasajado con un cuenco de té Xi Hu Longjing y su sabor le gustó tanto que decidió otorgar el “estatus imperial” a los arbustos de té que crecían fuera de dicho templo.

Como señalamos anteriormente, su falsificación es bastante habitual, tanto que mucho del té que puede comprarse no pertenece realmente a esta variedad. De hecho, la más famosa de ellas se realiza en la provincia china de Sichuan.

Anji Bai Cha

La traducción sería algo así como “té blanco de Anji” aunque, en realidad, pertenece a la familia de los tés verdes chinos. Sin duda, en cuanto a sabor y calidad comparte una posición privilegiada en nuestra lista junto con el té del Pozo del Dragón y, de hecho, se elabora en la misma provincia.

Su nombre hace honor al pálido color de los brotes que se utilizan para elaborarlo. Estos aparecen durante los primeros días de la primavera y, debido a su falta de clorofila, se ven casi blancos. Su sabor es dulce y muy delicado al paladar.

té verde gunpowder

Mao Jiang

Conocido como Puntas de Jade, se elabora en la provincia de Henan y tiene un sabor dulce y sutil gracias al uso de brotes y hojas tiernas para elaborarlo. El mejor lote de este té se prepara con las yemas de inicios de abril, antes de la llegada del primer monzón de la temporada. Debido a su baja producción, es un té exclusivo.

Taiping Hou Qui

Esta variedad se conoce como Rey de los Monos. Cuenta la leyenda que los monos atacaban siempre las cosechas de té en la provincia de Anhui hasta que, un día, un pequeño mono se perdió. Tras horas y horas de búsqueda, su papá se durmió exhausto en una pequeña granja. El dueño de la misma lo recogió y lo curó. Tan agradecido estaba el mono que le aseguró al granjero que él y su manada le ayudarían a recoger el té. Así, el granjero lo nombró Rey de los monos.

Este té se elabora de una manera curiosa, ya que las hojas se ubican sobre una malla de alambre para secarse. Así, las largas hojas adquieren ese curioso entramado. En boca, esta infusión tiene un cuerpo agradable y con un pequeño toque amargo.

Té verde con jazmín

Tradicional de la provincia de Fujian, este té verde destaca por su forma de pequeñas perlas y el delicado aroma a jazmín que adquiere tras un tratamiento para aromatizarlo que dura  noches y usa grandes cantidades de jazmín fresco. Sin duda, un té que sorprende a los sentidos.

Huang Shan Mao Feng

Este té se produce en la Montaña Amarilla, en la provincia de Anhui. Lo curioso es que la misma planta que da origen al famoso té negro Keemun, brinda los brotes tiernos para preparar este té verde refrescante y delicado.

Liu An Gua Pian

Este té verde tiene una larga historia. De hecho, los primeros indicios de su existencia son del siglo VIII. Se dice que el mismo fue usado como tributo durante la dinastía Qing.

El Liu An Gua Pian se prepara utilizando las hojas maduras y abiertas de Camellia sinensis. Estas se prensan, se tuestan y se secan. Tras el secado, reciben un tratamiento sobre bambú que curva a las hojas. En taza, se ve de un color amarillento y en boca, se siente fuerte, dulce y con leve astringencia.

Té verde de pólvora

Famoso por su presentación en forma de bolitas pequeñas, este té se conoce desde los años 600-700 y destaca por su sabor fuerte y ahumado. Este té se usa a menudo, mezclado con menta, para elaborar el llamado té moruno.

Y hasta aquí nuestra lista de tés verdes chinos. Si te somos sinceros, todavía existen más variedades. China ofrece una riqueza extraordinaria al mundo del té. ¿Te animas a explorarla?

Antonella Grandinetti
Antonella Grandinetti

Redactora creativa todoterreno y mamá por tres. Disfruto leyendo y escribiendo desde artículos hasta novelas. Me apasiona viajar y pasar tiempo soñando despierta con mis peques. Amante del mate y el té.

Lee más sobre el mundo de los tés: