Infusionismo
Tés y brebajes para vivir mejor.

Infusión de rosa mosqueta: todos sus usos y propiedades

listo para preparar infusión de rosa mosqueta

La rosa mosqueta nos recuerda a muchos de nosotros a nuestros abuelos. Esta planta, originaria de Europa, se cultiva también en países como Argentina y Chile y acumula famosa por sus propiedades rejuvenecedoras. De hecho, existen numerosos productos de cosmética que la incluyen entre sus ingredientes.

Hoy queremos hablarte de la infusión de rosa mosqueta, pero esta planta se aprovecha de distintas maneras. Su aceite, por ejemplo, es muy utilizado para realizar cremas antiarrugas, mientras que sus frutos, llamados escaramujos, se utilizan en la elaboración de mermeladas y dulces.

Propiedades y beneficios de la rosa mosqueta

Aumenta las defensas

La infusión de rosa mosqueta se utiliza históricamente como una manera de aumentar las defensas y mejorar el sistema inmunológico. Si bien no hemos encontrado investigaciones específicas sobre esta variedad, sí está comprobado que las plantas de la familia de las rosáceas contienen altas dosis de vitamina C (1).

La vitamina C es fundamental para el correcto funcionamiento de diferentes procesos del organismo, como el desarrollo, el crecimiento y la reparación de tejidos así como también la formación de colágeno, la cicatrización, el mantenimiento de los huesos y del sistema inmune (2). Por ello, se suele recomendar aumentar el consumo de vitamina C cuando se acerca el invierno, como preventivo de posibles resfriados o gripes. Todas estas infusiones están indicadas para estos casos.

Mejora el tránsito intestinal

Debido a su efecto diurético y laxante, la infusión de rosa mosqueta estaría indicada para aliviar digestiones pesadas y casos de estreñimiento (aquí tienes un listado de infusiones útiles en estas circunstancias). Si tienes problemas con tu tránsito intestinal, quizá sea hora de probar este té.

Efecto antioxidante

La rosa mosqueta es fuente de betacarotenos y antioxidantes, como la vitamina C y los flavonoides. Estas últimas sustancias luchan contra los radicales libres ayudando a prevenir diferentes enfermedades degenerativas, cardiovasculares e incluso, el cáncer (3). En un estudio comparando frutos de diferentes plantas, se determinó que la rosa mosqueta mostraba el mayor efecto antioxidante (4).

Por otra parte, los betacarotenos ayudan a potenciar la vitamina A, frenando junto con su propiedad antioxidante el envejecimiento prematuro (5). Recuerda que puedes beber infusión de rosa mosqueta o consumir su fruto en forma de mermelada u otros preparados dulces.

Regenera y nutre la piel

En esta caso, se utiliza la planta en forma de aceite. El aceite de rosa mosqueta es rico en ácidos grasos esenciales poliinsaturados (6). Tanto el ácido linoleico y linolénico regeneran la piel al estimular la producción de colágeno y elastina.

Reduce las marcas en la piel

La aplicación tópica de rosa mosqueta se recomienda para mejorar la apariencia de cicatrices, manchas solares y arrugas. De hecho, algunas investigaciones han sugerido que su uso habitual durante el embarazo ayudaría a prevenir la aparición de estrías (7). No obstante, los datos no son concluyentes.

frutos de rosa mosqueta

Revitaliza la piel

Se cree que la rosa mosqueta trabaja a nivel interno revitalizando las células que producen elastina y colágeno, ayudando así a que la piel mantenga su firmeza. Por otra parte, la medicina ayurvédica suele aconsejar su uso tras la exposición solar para evitar el temido fotoenvejecimiento.

Tratamiento de heridas y quemaduras

Ya hemos hablado en algunos casos de como las infusiones de plantas como el té verde pueden ayudar a mejorar problemas relacionados con la piel. Otro de los usos tradicionales de la rosa mosqueta es el tratamiento de heridas y quemaduras. Su riqueza en vitamina C ayuda a mejorar la apariencia de la piel y, sumado a su efecto antiinflamatorio, serviría en el tratamiento de las dolencias de la piel.

Cuidado del cabello

En caso de caspa o eczemas, se suele recomendar masajear el cuero cabelludo con aceite de rosa mosqueta. Sus nutrientes mejorarían la sintomatología, ayudando a tener un pelo sedoso y brillante.

Efecto antiinflamatorio

La medicina alternativa la utiliza hace años en el tratamiento de la inflamación, incluso en casos de artritis. Un estudio publicado en Australian Family Phisician señaló que fue posible probar el efecto antiinflamatorio de este ingrediente en su forma en polvo, siendo así beneficiosa para su aplicación en caso de artritis y síndrome del intestino irritable (8, 9)

La planta de rosa mosqueta

Perteneciente a la familia de las rosáceas, la rosa mosqueta, o por su nombre científico Rosa eglanteria, es un arbusto de gran tamaño (más de 2 metros de altura) que destaca por sus tallos largos, delgados y curvos recubiertos por espinas. Sus hojas son ovaladas, con bordes dentados y sus flores de color blanco y rosa o simplemente rosado son coronadas por un vivo estambre amarillo. 

De cada flor, la planta da un fruto de forma ovoide y color rojizo, al cual se le atribuyen toda clase de propiedades para la salud.

Su uso más extendido es ornamental, siendo cultivada para decorar jardines debido a su gran resistencia a los cambios de temperatura, la sequía, los niveles de alcalinidad del suelo y las enfermedades.

Sin embargo, la rosa mosqueta se emplea también en gastronomía, principalmente en la preparación de mermeladas y licores, que combinan dulzor y astringencia por partes iguales.

Cómo preparar la infusión de rosa mosqueta

En la actualidad, podemos conseguir esta infusión en bolsitas en la mayoría de los supermercados y por supuesto, a granel en nuestra herboristería de confianza.

Si nos sigues habitualmente, ya debes ser un experto infusionando hierbas. Por lo tanto, preparar una rica taza de infusión de rosa mosqueta no tendrá mayores misterios para ti.

Como siempre, el primer paso es optar por el agua a utilizar. Recuerda que si el agua de tu ciudad tiene demasiada cal, sería recomendable utilizar agua mineral o filtrada. Calienta el agua sin dejarla hervir e infusiona una cucharadita de rosa mosqueta por taza. Deja reposar alrededor de 5 minutos y bebe.

En caso de desear preparar la infusión con los frutos, límpialos a conciencia, eliminando los pelos externos. Cocínalos en el horno durante unos 20 minutos, lo ideal es revolverlos regularmente para evitar que se quemen. Una vez listos, muélelos. Para preparar la infusión, sigue los pasos anteriores.

La infusión de rosa mosqueta tiene un sabor afrutado y dulzón que seguramente gustará a la mayoría de los paladares. Acompaña tu taza con un postre suave y cremoso, ¡te encantará!


Fuentes:

  1. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3668991/
  2. https://www.webmd.com/diet/features/the-benefits-of-vitamin-c#1
  3. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0308814614001964
  4. https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1002/jsfa.4695
  5. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0308814605009660
  6. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5796020/
  7. https://www.webmd.com/vitamins/ai/ingredientmono-839/rose-hip
  8. https://rosehipvitalequine.com/wp-content/uploads/2018/05/01-july-2012-Prof-Marc-Cohen-1.pdf
  9. https://www.racgp.org.au/afp/2012/july/rosehip/
Antonella Grandinetti
Antonella Grandinetti

Redactora creativa todoterreno y mamá por tres. Disfruto leyendo y escribiendo desde artículos hasta novelas. Me apasiona viajar y pasar tiempo soñando despierta con mis peques. Amante del mate y el té.

Lee más sobre el mundo de los tés: