Analizando todas las propiedades de la kombucha

La kombucha es un té fermentado con un sabor ácido producido por la acción de las levaduras y las bacterias durante el proceso de fermentación. Ahora bien ¿cuáles son las propiedades de la kombucha?

Lo cierto es que su particular fermentación influye no solamente en su sabor sino también en sus propiedades, logrando que sea muy recomendado para aliviar determinados síntomas. De hecho, se utiliza habitualmente en Oriente para equilibrar el «chi», o energía interior, y combatir los malestares digestivos. ¿Quieres descubrir más al respecto?

¿Qué es la kombucha?

Como ya hemos señalado al inicio del artículo, la kombucha es un té fermentado. Esta infusión se prepara con té negro endulzado, al menos en su variedad más tradicional. Hoy en día, es posible encontrar kombucha elaborada con otras variedades de té.

Ahora bien, una vez endulzado el té, se le agrega el hongo Kombucha que actuará sobre la bebida consumiendo los azúcares. Así, con el correr de los días el té se irá fermentando.

Esto puede notarse porque en la superficie aparecerá una formación gelatinosa: los microorganismos encargados de llevar a cabo la fermentación. Una vez completado el proceso, la kombucha habrá adquirido su típico sabor ácido y sus propiedades probióticas (1).

botella con kombucha de granada

Propiedades para la salud de la kombucha

A día de hoy, no están claros los orígenes de la kombucha. De hecho, Corea y China se disputan su creación. No obstante, lo que sí se sabe sin lugar a dudas es que se usa desde tiempos inmemoriales para aliviar diferentes malestares, como las digestiones pesadas. Pero ¿para qué más sirve?

Efecto probiótico

Lo adelantamos en el punto anterior pero ahora te explicaremos todo al respecto. Al iniciar la fermentación, las bacterias y levaduras actúan sobre el té creando un medio ácido al consumir los azúcares.

Entre las bacterias que se producen en la mezcla, se encuentran varias especias que se caracterizan por su función probiótica. Recordemos que los probióticos contribuyen a la buena salud digestiva, específicamente del intestino (2).

Contribuye a la pérdida de peso

Si bien no hemos hallado investigaciones específicas, los expertos en medicina natural sostienen que al tener compuestos en común (los polifenoles) con el té verde, cuya acción adelgazante ha sido comprobada, la kombucha también contribuiría a la pérdida de peso.

Acción antioxidante

Los polifenoles presentes en el té, incluso en la kombucha, combaten a los radicales libres, unas moléculas que generan el estrés oxidativo que puede desencadenar toda clase de enfermedades degenerativas e, incluso, el envejecimiento prematuro (3).

Por este motivo, beber té ayudaría a prevenir la aparición de diferentes enfermedades. En el caso específico de la kombucha, su potencial antioxidante sería superior cuando se elabora con té verde.

Función hepatoprotectora

¿Qué nos dirías si te contásemos que disfrutar de una taza de té de kombucha de manera regular te ayudaría a proteger tu hígado? Pues podría ser que sí. Diferentes estudios en animales han señalado que este té fermentado tiene funciones hepatoprotectoras que combatirían los diferentes tóxicos a los cuales se puede enfrentar el organismo (4)

Propiedades antibacterianas

Como ya comentamos, durante la fermentación se produce ácido acético, un componente presente, también, en el vinagre y responsable del efecto antibacteriano y antifúngico.

Particularmente, los investigadores han señalado que la Kombucha combatiría las infecciones causadas por el hongo Cándida (5) y la bacteria E-Coli (6). Por otra parte, al ser fuente de probióticos, combatiría las bacterias «malas» sin afectar a las «buenas» y necesarias para el correcto funcionamiento del cuerpo.

Protege contra enfermedades cardiovasculares

Como lees, entre las propiedades de la kombucha se encuentra la reducción del colesterol malo y el aumento del colesterol bueno (7). Recordemos que el colesterol es un marcador de riesgo de los problemas cardíacos.

Prevenir la diabetes

El mismo estudio mencionado en el punto anterior señala que la kombucha permite regular, también, los niveles de azúcar en sangre. Esto contribuiría a la prevención de la diabetes mellitus II.

Otra investigación explicó que este efecto se produce porque la kombucha reduce la velocidad de digestión de los carbohidratos, impidiendo que se produzcan picos de azúcar (8).

Protegería contra el cáncer

Sus propiedades antioxidantes inhiben el crecimiento de las células cancerosas, según señala una investigación publicada en la Revista Biomedicine & Preventive Nutrition (9).

Como ves, la kombucha puede ayudarte a cuidar tu organismo y prevenir diferentes enfermedades. Por supuesto, no se trata de un tratamiento que combate patologías sino de una bebida nutritiva que puede contribuir a la salud del organismo. De ninguna manera el consumo de kombucha exime de consultar con el médico, seguir sus indicaciones y consumir la medicación indicada por el profesional.

Fuentes:

  1. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/26796581/
  2. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/24290641/
  3. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6160559/
  4. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/19420997/
  5. https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1111/j.1745-4514.2011.00629.x
  6. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/18979556/
  7. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/22591682/
  8. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/22591682/
  9. https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S221052391200044X
Antonella Grandinetti
Antonella Grandinetti

Redactora creativa todoterreno y mamá por tres. Disfruto leyendo y escribiendo desde artículos hasta novelas. Me apasiona viajar y pasar tiempo soñando despierta con mis peques. Amante del mate y el té.

Lee más sobre el mundo de los tés: