Infusionismo
Tés y brebajes para vivir mejor.

Earl grey, el té con la fragancia de la bergamota

Lord Grey
Lord Grey, retrato de Sir Thomas Lawrence, sobre 1828.

¿Qué hay más inglés que el earl grey? ¿Los Beatles? ¿El Big Ben? ¿La Reina Isabel? El earl grey es uno de los tés ingleses por antonomasia y una de las combinaciones más clásicas, conocidas y deliciosas del mundo de los tés.

El earl grey es una mezcla de té aromatizada con aceite de bergamota, una fruta que aporta a la base, habitualmente de té negro, su maravillosa y refrescante fragancia cítrica.

Qué tés se usan

El earl grey tradicional se elabora con té negro. Es habitual usar mezclas de diferentes tés negros, pero también es posible encontrar earl greys monovarietales.

Los tés negros pueden ser de cualquier tipo: chinos, indios o incluso africanos. La famosa marca Twinings, por ejemplo, usa Keemun; Dilmah usa tés de Sri Lanka.

En los últimos tiempos, han aparecido variedades de earl grey que incluyen tés verdes,blancos o incluso rooibos. De algún modo, el concepto earl grey ha pasado a describir infusiones aromatizadas con esencia de bergamota.

La esencia mágica de la bergamota

La bergamota es una fruta similar a una naranja, pero con la piel verde como la de un limón y la forma abombada, por lo que recuerda a una pera o a un aguacate.

La bergamota es un cítrico y, como el resto de la familia, se cree que procede originalmente de las regiones tropicales y subtropicales del sudeste asiático. A día de hoy, el 80% de la bergamota se produce en Calabria, en Italia, pero también se cultiva en España, Brasil o Argentina.

Si la bergamota se cultiva no es precisamente por su sabor, que es tremendamente agrio. En algunos lugares, su pulpa se usa para hacer postres o mermeladas añadiéndole una buena dosis de azúcar, pero el secreto que ha hecho famosa a esta fruta está en su piel.

La piel de la bergamota es muy aromática y de ella se extraen sus aceites esenciales para usarlos en la gastronomía o también en la cosmética. Las aplicaciones de los aceites esenciales de la bergamota empezaron en siglo XVI en la perfumería. Su popularización hizo que el primer huerto de cultivo de bergamota se plantase en 1750. (1)

Foto de Jacopo Werther, CC BY-SA 4.0

Historia

El té earl grey recibe su nombre del segundo Conde de Earl, Charles Grey, que además fue Primer Ministro de la Gran Bretaña en al año 1830. La historia sobre el cómo y el porqué el Conde acabó bautizando al té no está clara.

Twinings es una conocida marca inglesa de tés, considerada la primera que elaboró earl grey en Gran Bretaña bajo el mandato del Charles Grey, segundo Conde de Earl. En su página web, cuentan que la historia dice que el primer té de este tipo se originó replicando un té que un mandarín regaló al Conde en un gesto de agradecimiento después que uno de sus hombres salvase a su hijo de morir ahogado en China.

Otras versión de esta historia sitúa la heroicidad en la India, y el gesto de agradecimiento proveniente de un maharajá en compensación por haber salvado a su hijo de un tigre.

Sea como fuere, de alguna manera y en algún momento, el Conde probó una mezcla de té aromatizado con bergamota que le agradó y a la que se aficionó. Cuando sus provisiones comenzaron a escasear, dió instrucciones a la fábrica de tés Twinings (aunque también aquí hay una disputa con la también emblemática fábrica de Jacksons of Piccadilly) para que le fabricaran una mezcla similar.

Lo que es indiscutible es que la mezcla fue un éxito y su fama creció y creció hasta convertirse en uno de los tés más consumidos en la Gran Bretaña.

Las propiedades para la salud del earl grey

El té negro habitualmente usado para la mezcla de earl grey contiene altas concentraciones de elementos antioxidantes conocidos como polifenoles que pueden mejorar la salud general. Estos compuestos han sido estudiados en distintas publicaciones científicas por su aparente relación con la reducción del riesgo de padecer algunos tipos de cáncer.

El té negro también podría suponer una ayuda para prevenir enfermedades cardiovasculares, ya que puede reducir la presión sanguínea. Por otro lado, algunos estudios apuntan que el consumo de té negro podría usarse para tratar los síntomas de la diabetes, ya que podría reducir los niveles de azúcar en sangre.

Por su parte, la bergamota ha sido considerada a lo largo del tiempo un buen desinfectante. Estudios recientes sugieren un uso potencial como antibacteriano y antiséptico.

La bergamota es también una excelente fuente de antioxidantes. Por otra parte, uno de los descubrimientos recientes más interesantes sobre la bergamota son sus propiedades para estimular la autofagia celular. La autofagia es una especie de limpieza celular mediante el cual las células se deshacen de componentes innecesarios o disfuncionales. (2)

Variantes de earl grey

Lady Grey

El té lady grey es una versión bastante conocida y más suave que el earl grey. Mantiene los característicos sabores cítricos, pero los suaviza moderando la bergamota y añadiendo toques de limón y naranja.

El lady grey es una marca registrada por Twinings, que lanzó al mercado esta variedad de sabor más suave como vía de entrada al mercado nórdico.

Russian Earl Grey

Existen también variantes de earl grey que añaden a la mezcla hierba limón (lemongrass). Suelen denominarse russian earl grey y, por supuesto, mantienen la emblemática bergamota y otros componentes cítricos.

Earl Grey rooibos

Este té es ideal para los sensibles a la cafeína. Los toques cítricos de la bergamota combinan maravillosamente con el sabor dulce del rooibos y consiguen un té delicioso y sin absolutamente nada de cafeína.

Earl Grey verde o blanco

También existen versiones de earl grey que usan té verde o blanco en sustitución del negro. Normalmente, este tipos de tés tienen menos cuerpo y sabores más suaves que el té negro. La esencia de bergamota realza sus sabores limpios y frescos y genera combinaciones realmente interesantes.

Lee más sobre el mundo de los tés: