Infusionismo
Tés y brebajes para vivir mejor.

Infusión de lavanda, propiedades y cómo prepararla

flores de lavanda para infusion

Quien no reconoce la fragancia de la lavanda. Si por algo es bien conocida esta planta es por su potente aroma, que hace que se use extensivamente en cremas, aceites esenciales o incluso, en velas e inciensos aromáticos.

Lo que quizás no sabías es que sus aromas tienen propiedades calmantes y otros beneficios para la salud que puedes aprovechar preparando una simple infusión de lavanda. Es más, la medicina ayurvédica la prescribe para aliviar toda clase de malestares que van desde el tratamiento de la ansiedad y el insomnio hasta la mejora de los molestos dolores premenstruales. 

Descubramos a continuación sus propiedades y cómo podemos beneficiarnos de ellas en casa.

La planta de lavanda

La lavanda, también llamada cantueso, espliego, alhucema o lavandula, pertenece a la familia de las lamiáceas y es originaria del norte y este de África, la zona mediterránea, el sur europeo, la India y Arabia.

Esta planta aromática tiene tallos leñosos con múltiples ramas de hojas elípticas y dentadas que se pueblan de flores púrpuras, aunque también hay variedades rosadas, azules y blancas.

De manera general, se puede decir que la lavandula necesita del sol directo durante al menos seis horas diarias, además de un suelo alcalino con buen drenaje para crecer adecuadamente.

La gran cantidad de propiedades para la salud que se le atribuyen la han convertido en una planta muy popular a lo largo y ancho del mundo, motivo por el cual es fácil encontrar cultivos de lavanda en países donde antes no crecía naturalmente, como Japón o los Estados Unidos.

Las propiedades de la infusión de lavanda

El sabor de la infusión de lavanda es potente. Puede recordarte al de otras plantas muy aromáticas como el romero o la menta.

La tisana se realiza a partir de las flores secas de la planta y destila todos sus aromas y beneficios para la salud. Veámos a continuación para qué sirve la infusión de lavanda.

taza de cristal con infusion de lavanda

Alivia los trastornos nerviosos

Ya lo adelantamos al comienzo del artículo: la lavanda suele utilizarse para tratar la ansiedad y el insomnio.

Esto se debería al efecto relajante de su aroma. Diferentes estudios, como el llevado a cabo en la Universidad de Kagoshima (Japón) en animales (1) , señalan que el linalool, uno de los componentes de la infusión de lavanda, tendría un efecto tranquilizante que sería útil para combatir la ansiedad y el estrés.

Ayuda a conciliar el sueño

Justamente su efecto calmante ayudaría a conciliar el sueño, venciendo así al fastidioso insomnio.

La Agencia Europea del Medicamento ha realizado un estudio sobre el aceite esencial de lavanda y concluido que, a pesar de no contar con datos suficientes, el mismo puede usarse para aliviar el agotamiento y como método seguro para relajarse y dormir mejor. Eso sí, recomienda su uso en mayores de 12 años (2).

Mejora los síntomas del síndrome premenstrual

Las mujeres que padecen el síndrome premenstrual se quejan de fuertes dolores de cabeza y cólicos en la zona abdominal. Una investigación publicada por BioPhychoSocial Medicine (3) indicó que el uso de lavanda en la aromaterapia ayuda a mejora los síntomas premenstruales, seguramente debido a su acción calmante sobre el sistema nervioso.

Propiedades digestivas

La infusión de lavanda ayuda a mejorar la digestión, siendo así muy recomendada tras grandes comilonas.

Por otra parte, aliviaría las flatulencias y el estreñimiento. Si bien las investigaciones científicas no han comprobado estas propiedades, su uso extensivo en la medicina popular a lo largo de los años señala que sería efectivo para mejorar estas condiciones.

Tratamiento de la alopecia

¿Pierdes demasiado cabello y te preocupa? La medicina alternativa utiliza la lavanda como método para detener la caída del pelo. ¿Cómo? Colocando su aceite esencial en el cuero cabelludo y realizando un suave masaje. Nuevas investigaciones al respecto serían necesarias, ya que la última información es del año 1998 (4).

Reduce el dolor

Se han llevado a cabo muchas investigaciones sobre la capacidad de la lavanda para disminuir el dolor provocado por diferentes malestares, como por ejemplo el dolor tras una cesárea (5). 

Las conclusiones sugieren que la combinación del aroma de lavanda junto con los tratamientos tradicionales sería efectiva para reducir el dolor en casos tales como episiotomía, ulceraciones y dismenorrea primaria (6,7, 8).

Algunos expertos han señalado que también podría ser útil para aliviar los dolores provocados por enfermedades de gravedad como el cáncer. Sin embargo, los datos a día de hoy no son concluyentes.

campo de lavanda

Propiedades antisépticas

Hay un motivo importante por el cual existen tantas cremas de lavanda: su efecto antiséptico. Esta planta cuenta con actividades antimicrobianas (9) que combatirían las bacterias patógenas, ayudando a liberarnos del acné, por ejemplo. La infusión de lavanda, por supuesto, también contaría con estas propiedades.

Actúa contra la depresión

Desde tiempos inmemorables se ha usado la lavanda como tratamiento contra la depresión. De hecho, se cree que su actividad tranquilizante generaría una mejora del estado del ánimo que reduciría los síntomas de la depresión. Los estudios realizados hasta el momento han arrojado resultados contradictorios, aunque algunos han concluido que su uso realmente sería eficaz en el tratamiento de este disturbio psicológico (10).

Cómo preparar la infusión de lavanda

La realidad es que la elaboración de esta infusión no guarda grandes secretos, si ya tienes experiencia preparando infusiones en casa. Por cada taza de agua necesitarás una cucharadita de flores de lavanda.

Hierve el agua y luego, infusiona las flores de lavanda en la taza durante al menos 5 minutos. Disfruta del maravilloso aroma mientras esperas para beber tu infusión. Cuela y endulza con miel, si así lo deseas.

Si padeces de agotamiento o fatiga crónica, no dudes en disfrutar de una taza de lavanda en casa. Seguramente te ayudará a relajarte y reencontrarte con tu mejor estado de ánimo.


Fuentes:

  1. https://www.frontiersin.org/articles/10.3389/fnbeh.2018.00241/full
  2. https://www.ema.europa.eu/en/documents/herbal-summary/lavender-oil-summary-public_es.pdf
  3. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3674979/
  4. https://nccih.nih.gov/health/lavender/ataglance.htm
  5. https://www.webmd.com/vitamins/ai/ingredientmono-838/lavender
  6. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5192342/
  7. https://europepmc.org/abstract/med/22558691
  8. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5405632/
  9. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5645596/
  10. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30825591
Antonella Grandinetti
Antonella Grandinetti

Redactora creativa todoterreno y mamá por tres. Disfruto leyendo y escribiendo desde artículos hasta novelas. Me apasiona viajar y pasar tiempo soñando despierta con mis peques. Amante del mate y el té.

Lee más sobre el mundo de los tés: