Infusionismo
Tés y brebajes para vivir mejor.

Té de jazmín, todas las propiedades tras este dulce aroma

flor de jazmín

El té de jazmín es una infusión aromática que se cree fue creada en tiempos de la Dinastía Song en China, allí por el año 1000. La realidad es que la historia no está clara al respecto, lo único que podemos asegurar es que se trata de un té perfumado muy popular en el país oriental y con cada vez más adeptos en Occidente.

El aromático y dulce jazmín

La planta de jazmín, la Jasminum officinale, es en realidad un arbusto de origen asiático que crece principalmente en las montañas de India y China. Su flor se ha hecho famosa por su agradable aroma y además, como condimento de diversos platos, como el Pad Thai o arroz al jazmín.

Ahora bien, ¿sabes de dónde viene su nombre? Se debe a una bonita leyenda árabe. Una beduina de nombre Jasmine protegía su rostro del sol con numerosos velos, siendo así imposible contemplar su rostro. Un príncipe, atraído por tanto misterio sobre su supuesta belleza, pidió su mano y la desposó. 

Lamentablemente, la nueva princesa no soportó estar encerrada dentro de un palacio y escapó del mismo, dejando que el sol acariciase por primera vez su rostro al llegar a un oasis. El astro, al ver tanta belleza, transformó a la mujer en esa hermosa flor blanca que crece libremente en diferentes lugares del planeta.

Seguramente serías capaz de reconocer esta planta al verla. El arbusto de flores habitualmente blancas (aunque existen variedades de flores amarillas) capta fácilmente la atención debido a, principalmente, su riquísimo perfume.

Este arbusto crece mejor con una buena exposición al sol, pero no de manera directa sino en semisombra. Al ser originario de las montañas indias, se adapta bien a los climas fríos e incluso, a los cálidos siempre y cuando el sol no queme sus hojas.

Más importante aún que el clima es para el jazmín su drenaje. Si sus raíces no están bien drenadas, la planta puede sufrir llegando a no florecer e incluso, morir.

Combinaciones famosas de té con jazmín

Si bien el té verde con jazmín es la mezcla más conocida, también es posible disfrutar de:

  • Té negro con jazmín: el té negro marida bien con alimentos dulces, por eso no parece una locura combinarlo con el dulce jazmín. Podrás disfrutar entonces de una interesante dosis de cafeína endulzada naturalmente.
  • Té blanco con jazmín: se trata de un té sumamente suave y delicado, sin rastro alguno de astringencia. Es dulce y perfumado, con un gusto sutil pero elaborado que hará deleitar a los paladares más exigentes.
  • Té oolong y jazmín: el llamado té azul se aromatiza con jazmín para obtener un té de notas florales y herbales sin igual.
  • Té rooibos y jazmín: la infusión de rooibos no contiene cafeína, siendo así recomendada para los niños. Si bien el jazmín contiene esta sustancia, debido a su exposición solar, su contenido es mínimo. Su sabor dulce puede ser muy valorado por los paladares más delicados. ¿Un consejo? Prueba el blend que incluye además de jazmín, cacao.

Propiedades para la salud del té verde con jazmín

Recuerda que la base de esta mezcla, el té verde, es una bebida con multitud de propiedades para la salud. Te los recordamos a continuación.

té de jazmín

Ayuda a perder peso

El té verde se ha hecho mundialmente popular por sus propiedades adelgazantes. De hecho, un estudio de la Universidad de Maastricht señaló que su consumo ayudaría a acelerar el metabolismo, participando así en la quema de grasas (3).

Por su parte, la cafeína y el polifenoles EGCG presente en el jazmín también ayudarían a reducir las células de grasa del cuerpo (4). Por supuesto, para lograr el objetivo de bajar de peso sería necesario llevar hábitos saludables de alimentación, acompañados de ejercicio físico regular.

Disminuye el riesgo de padecer diabetes

Diferentes estudios han comprobado que las hojas de Camellia sinensis utilizadas para realizar diferentes clases de tés, entre los que se cuenta el té verde, ayudan a optimizar la actividad de la insulina, minimizando así el riesgo de desarrollar diabetes. Se cree que esto se debería a los polifenoles EGCG que también están presentes en las flores de jazmín, aunque no hemos hallado información al respecto (5).

Protege contra enfermedades digestivas

El té verde actúa como prebiótico, según datos publicados en la prestigiosa revista científica Microbiology and Immunology (6), ayudando así a aumentar la cantidad de bacterias buenas presentes en los intestinos. Esto permitiría tener una buena salud intestinal, evitando diarreas y otras enfermedades del tracto digestivo.

Minimiza el riesgo de enfermedades

Los polifenoles presentes tanto en el té verde como en el jazmín tienen una acción antioxidante (7), que lucha contra la acción de los radicales libres. Así se minimiza el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, incluido el infarto. Por otra parte, al combatir el estrés oxidativo, también ayudarían a prevenir enfermedades degenerativas como el Alzhéimer (8).

Elaboración del té jazmín

En realidad el té de jazmín no es una infusión de la planta floral sino una mezcla de té verde aromatizada con estas flores blancas, dando como resultado un té dulzón que combina las maravillosas propiedades reconocidas del té verde con las del jazmín. ¿Nuestro consejo? Prueba todas las posibilidades, ¡te encantarán!

Para su preparación, se almacenan las hojas de té verde hasta que las flores de jazmín están listas para ser cosechadas, generalmente en el verano. Se escogen entonces las flores que tienen aún sus pétalos cerrados o semicerrados y, cuando los mismo comienzan a abrirse, se mezclan con el té verde. De esta manera, el té absorbe la humedad y el aroma del jazmín. Para mejorar su durabilidad, el té verde ya perfumado, debe volver a someterse a un proceso de secado. En los casos de los tés más caros, las flores pueden cribarse a mano y agregarse al blend.

Su color en taza va desde el amarillo dorado hasta el verde claro y su sabor se encuentra entre el típicamente herbal del té verde al inesperadamente dulzón del jazmín. Esta mezcla marida bien con alimentos salados e incluso, picantes.

El té verde con jazmín es una mezcla delicada con un toque dulce que puede conquistar hasta a los paladares más exigentes. ¡No dudes en probarla!


Fuentes:

  1. https://es.wikipedia.org/wiki/Jasminum_officinale
  2. https://es.wikipedia.org/wiki/T%C3%A9_de_jazm%C3%ADn
  3. https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0031938410000703#
  4. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21366839/
  5. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12428980
  6. https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1111/j.1348-0421.2012.00502.x
  7. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24172310
  8. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15350981
Antonella Grandinetti
Antonella Grandinetti

Redactora creativa todoterreno y mamá por tres. Disfruto leyendo y escribiendo desde artículos hasta novelas. Me apasiona viajar y pasar tiempo soñando despierta con mis peques. Amante del mate y el té.

Lee más sobre el mundo de los tés: