Té descafeinado: ¿qué implicaciones tiene para el paladar y la salud?

Si, como a nosotros, te encanta el té pero eres sensible a la cafeína, te interesará saber que hay una forma de que puedas beber todo, todo el té que quieras: se llama té descafeinado.

¿Te apetece conocer su proceso de elaboración y si este afecta a su sabor y a los maravillosos beneficios del té para la salud? Continúa leyendo porque responderemos a estas y otras dudas.

¿Cómo se elabora el té descafeinado?

En primer lugar, debes saber que el té descafeinado se elabora, como cualquier otro té, con las hojas de Camellia sinensis. Sin embargo, estas se someten a un proceso que elimina su contenido natural en cafeína.

Es importante destacar que este procedimiento no elimina al 100% la cafeína sino que, simplemente, la reduce. Es decir que al bebe té descafeinado en realidad estás bebiendo un té con una dosis muy baja de cafeína que ronda el 2,5% de su cafeína original. Si deseas saber cuánta cafeína tienen los tés, sigue el enlace.

Aclarado esto, existen diferentes procesos para descafeinar el té; no obstante, el más seguro y más utilizado es el que emplea dióxido de carbono líquido.

El mismo consiste en la aplicación de dióxido de carbono líquido sobre las hojas. Esta sustancia a una determinada presión y temperatura controladas hace que las moléculas de cafeína salgan a la superficie y puedan aislarse.

Lo mejor de este procedimiento es que, al tratarse de una sustancia natural que, de hecho, se encuentra en el aire, no daña al té sino que es más respetuoso que otra opciones para con el té en general, ya que conserva mejor su aroma y su sabor (1).

Los otros procesos que se utilizan son:

tetera verde que vierte té en un cuenco

¿Afecta al sabor?

Cuesta muchísimo, por no decir que es casi imposible, diferenciar un té descafeinado de uno que no lo ha sido.

En el caso de los tés descafeinados con dióxido de carbono, la diferencia de sabor es ínfima e imperceptible para el paladar, incluso para los mejores catadores. Por este motivo, es el procedimiento más recomendado y el que más se utiliza hoy en día.

¿Tiene el té descafeinado los mismos beneficios para la salud?

Si te estás preguntando si tras el procedimiento de descafeinado el té pierde sus beneficios, tranquilo que responderemos a tus dudas.

En la actualidad, no hay demasiados estudios específicos sobre el té descafeinado. Sin embargo, se cree que el proceso de reducción de la cafeína también podría afectar en alguna medida a los polifenoles del té.

Recordemos que los polifenoles son sustancias antioxidantes que previenen el envejecimiento prematuro y el desarrollo de enfermedades degenerativas.

No obstante, no hay datos exactos sobre en qué medida se reducirían los polifenoles. De cualquier manera, se habla de una posible reducción, no de una eliminación. Por lo tanto, el té descafeinado continuaría siendo beneficioso para la salud.

Sin dudas, beber té descafeinado puede ser una buena opción para aquellas personas sensibles a la cafeína, así como también para aquellas personas que padecen de tensión alta (3) o alguna enfermedad que podría exacerbarse por el consumo de cafeína.

¿Es posible eliminar la cafeína del té en casa?

Se dice que la primera infusión de un té es la que contiene la mayor concentración de cafeína. Siguiendo esta premisa, sería posible disminuir la cafeína de un té en la comodidad de nuestro hogar.

Para ello, infusiona tu té como todos los días y, pasados treinta segundos, retira las hojas de té (o la bolsita). Elimina el licor resultante del primer infusionado y vuelve a infusionar. Se calcula que el 90% de la cafeína presente en las hojas del té se extrae durante los primeros instantes de la elaboración. Así, este procedimiento te permitiría beber un té con menos cafeína, aunque si es cierto que con cierto impacto en el sabor.

Preparación del té descafeinado

No hay ningún secreto en la preparación del té descafeinado. Simplemente, debes seguir, como siempre, las indicaciones del fabricante o de tu herboristería de confianza.

Recuerda prestar especial atención a la temperatura del agua antes de colocar las hojas ya que algunas variedades de té son más sensibles que otras y podrían variar su sabor. Por otra parte, el tiempo de infusionado también requiere atención: un té reposado durante varios minutos será más concentrado y fuerte que uno con reposo corto.

En conclusión, el té descafeinado es una opción válida para cualquier amante del té que desee disfrutar de una taza de infusión caliente con poca cafeína. Sin embargo, te aconsejamos consultar en tu herboristería sobre el método utilizado para reducir la teína para, así, corroborar que compras un té tratado con el proceso de dióxido de carbono que es, al fin y al cabo, el más seguro y que mejor conserva las propiedades, sabor y aroma del té.

Fuentes:

  1. https://es.wikipedia.org/wiki/Descafeinizaci%C3%B3n#Tratamiento_con_di%C3%B3xido_de_carbono
  2. https://www.nap.edu/read/4795/chapter/36
  3. https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/high-blood-pressure/expert-answers/blood-pressure/faq-20058543
Antonella Grandinetti
Antonella Grandinetti

Redactora creativa todoterreno y mamá por tres. Disfruto leyendo y escribiendo desde artículos hasta novelas. Me apasiona viajar y pasar tiempo soñando despierta con mis peques. Amante del mate y el té.

Lee más sobre el mundo de los tés: