Té de hojas de frambuesa: embarazo y salud de la mujer

Entre las múltiples teorías de la sabiduría popular circula que beber té de hojas de frambuesa ayuda en varios aspectos de la salud de la mujer, especialmente durante el embarazo y la lactancia. Pero ¿qué hay de cierto en estas afirmaciones?

Una vez más, nos hemos propuesto desentrañar las creencias populares y descubrir si detrás de ellas hay evidencia científica o no. ¿Nos acompañas?

Beneficios de la infusión de hojas de frambuesa

Esta infusión es una de las más aconsejadas por los especialistas de la medicina ayurveda y es fácil entender el porqué: se trata de una planta fácil de encontrar, disponible en varios continentes, de rico sabor y con propiedades medicinales.

Analicemos juntos a continuación cuáles son sus beneficios para la salud y si cuentan o no con evidencia científica que los avale. Como siempre, si tienes intención de pasar a consumir regularmente el té de frambuesa, consulta antes con tu médico.

taza con hojas de frambuesa

Mejora la fertilidad

Si bien no hemos hallado datos científicos avalando esta afirmación, la infusión de hojas de frambuesa se bebe desde tiempos inmemoriales para mejorar la fertilidad femenina y permitir la concepción.

Sobre la base de la información recabada, podría inferirse que, quizás, su acción sobre los músculos y las paredes del útero contribuiría a la salud en general del aparato reproductor de la madre. Entonces, podría ser cierto que ayude a conseguir el embarazo.

Alivia los cólicos menstruales

Beber la infusión de hojas de frambuesa ayudaría a aliviar los molestos cólicos asociados con la menstruación. Esto de debería a la presencia de la fragrina, un alcaloide que tonifica los músculos pélvicos y las paredes del útero, permitiendo, así, reducir los espasmos musculares que generan dolor (4).

Calma las náuseas del embarazo

Algunas mujeres aseguran que beber una infusión de hojas de frambuesa les ayudó a controlar y tolerar las náuseas del primer trimestre del embarazo. No obstante, cabe destacar que su consumo suele recomendarse a partir del segundo trimestre, ya que se cree que podría estimular a los músculos uterinos y generar un aborto prematuro. Estos datos, de cualquier manera, no están confirmados (6).

Facilita el trabajo de parto

Este es uno de los usos más extendidos, sobre todo entre aquellas mujeres que están cerca de la fecha de parto o ya la han superado. Se dice que beber una infusión de hojas de frambuesa ayudaría a desencadenar el parto y lo haría más corto y sencillo.

Si bien no hay datos al respecto, sí es cierto que distintos estudios observaron una disminución de los partos con necesidad de intervención médica (como el uso de fórceps) entre aquellas mujeres que consumieron esta infusión de manera habitual (7).

Esto podría relacionarse con la acción de los nutrientes de las hojas sobre los músculos del útero: actuaría brindándoles mayor flexibilidad y fortaleza, y estas dos variables serían de vital importancia al momento del parto vaginal.

Aumenta la producción de leche durante la lactancia

Se cree que su consumo durante la lactancia favorecería el aumento de la producción de leche. Sin embargo, no hay datos que corroboren esta información. Recomendamos consultar con el médico antes de consumir la infusión de hojas de frambuesa de manera habitual.

Tienes propiedades antioxidantes

Diversas investigaciones (1) han corroborado el potencial antioxidante de las plantas de los frutos del bosque, entre ellos: la frambuesa. Las hojas de esta planta aportan flavonoides y taninos, dos polifenoles con actividad antioxidante que ayudan a combatir a los radicales libres (2).

Recordemos que los radicales libres son moléculas que desencadenan el daño oxidativo que genera inflamación y la aparición de enfermedades degenerativas, así como también el envejecimiento prematuro (3).

Es nutritiva

¿Sabías que las hojas de frambuesa aportan diversos nutrientes como las vitaminas A, C y E y el hierro, el calcio y el potasio? Así, podría ser un buen acompañamiento nutricional (5).

Las hojas de frambuesa

Como te imaginas, para preparar esta infusión se utilizan las hojas del frambueso, o Rubus idaeus, una planta perenne perteneciente al género Rubus. Originario de Europa y el norte asiático, su fruto, la frambuesa, se ha vuelto famoso a lo largo y ancho del mundo. Sin embargo, sus hojas también tienen su popularidad al utilizarse para preparar esta infusión a la cual se le atribuyen toda clase de beneficios para la salud.

Este arbusto puede alcanzar los 2,5 m de altura y, por lo general, crece en bosques o prados de manera salvaje. Se suele reproducir con facilidad, motivo por el cual su cultivo en el hogar es muy sencillo, aunque es necesario tener en cuenta que se trata de una planta oportunista que suele reproducirse en cualquier espacio libre que encuentre. Así, es fácil encontrar varias plantas en una misma zona.

Historia de la infusión de hojas de frambuesa

Como suele suceder cada vez que hablamos del té o de diversas infusiones, no hay información documentada sobre su creación. No obstante, se cree que ya en el siglo XVI se utilizaba la infusión de hojas de frambuesa para mejorar la salud de la mujer de manera natural.

La medicina alternativa desde la antigüedad recomendaba el consumo de esta infusión para regular el ciclo menstrual y aliviar sus típicos malestares. También, se aseguraba que contribuiría a un mejor trabajo de los músculos pelvianos, facilitando su estiramiento durante el embarazo y ayudando a tener un mejor parto. ¿Hay algo de cierto en todo esto?

Cómo preparar la infusión

Preparar esta infusión en casa es muy pero que muy sencillo. Puedes optar por comprar en tu herboristería de confianza las hojas de frambuesa secas o, si tienes una planta en casa, utilizarlas frescas.

Ingredientes

Elaboración

  1. Lleva el agua a ebullición.
  2. Deja reposar un minuto e incorpora la cantidad adecuada por taza de agua.
  3. Tapa y deja infusionar durante 5 minutos.
  4. Cuela y ¡bebe!

En conclusión, la infusión de hojas de frambuesa sería, principalmente, beneficiosa para el consumo femenino aunque ¿quién puede resistirse a su dulce sabor? Más allá de sus propiedades para la salud, bien merece la pena disfrutar de una taza caliente.

Fuentes:

  1. https://www.agriculturejournals.cz/publicFiles/37219.pdf
  2. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4931538/
  3. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2213453014000317
  4. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3407953/
  5. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/B9780323358682000530
  6. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/B9780123860071000234
  7. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/B9780443072772000180
Antonella Grandinetti
Antonella Grandinetti

Redactora creativa todoterreno y mamá por tres. Disfruto leyendo y escribiendo desde artículos hasta novelas. Me apasiona viajar y pasar tiempo soñando despierta con mis peques. Amante del mate y el té.

Lee más sobre el mundo de los tés: