Infusiones saciantes para adelgazar

¿Sabías que el hambre es una sensación que se genera en el cerebro? Como lees, no es el estómago el que indica que tienes hambre sino tu cerebro (aunque en comunicación con tu estómago, claro), el mismo órgano que te avisa cuando estás satisfecho. Diversos estudios señalan que unos 20 minutos tras haber empezado a comer, el estómago envía señales hormonales al cerebro para avisarle que está saciado (1). Por este motivo, el uso de las infusiones como saciantes puede ser muy interesante para adelgazar.

¿Quieres descubrir cómo actúan y cuáles son las mejores infusiones para cumplir esta función? Continúa leyendo.

¿Cómo actúan las infusiones como saciantes?

La ansiedad, el estrés y los nervios son algunos de los factores que disparan nuestras ganas de comer. Por este motivo, muchas veces comemos aún sin tener «realmente» hambre. Se trata de una respuesta cerebral para gestionar estas emociones.

¿Y dónde entran las infusiones en todo esto? Volvamos a lo que explicamos al inicio del artículo: la señal de satisfacción es enviada al cerebro tras alrededor de 20 minutos. Por lo tanto, si antes de comer bebieses una infusión, esta actuaría como saciante: por un lado, ocuparía parte de los minutos necesarios para que el estómago envíe la señal al cerebro y, por otro, llenaría el estómago con agua, disminuyendo la sensación de hambre.

Otra interesante opción es beberlas tras las comidas. Así, podemos consumir solamente la porción indicada por el nutricionista y, posteriormente y si quedase, saciar la sensación de hambre con una taza de nuestra infusión preferida.

¿Tiene sentido? Esto explica por qué los nutricionistas suelen recomendar beber un vaso de agua antes de comer y, también, masticar despacio cuando se quiere bajar esos molestos kilos de más.

El uso de las infusiones saciantes

La medicina alternativa ha recomendado la inclusión de infusiones en las dietas para perder peso desde tiempos inmemoriales. De hecho, nuestro listado de infusiones saciantes se basa en los consejos de los expertos en esta materia.

La ingesta de líquidos es uno de los principales aliados en la pérdida de peso y si esto se puede combinar con el consumo de fibra, el objetivo se cumple de manera más sencilla. 

¿Por qué? Sencillamente, porque la fibra se hincha al contacto con el agua y genera un mayor sensación de saciedad que dura hasta que se produce la digestión total. ¿Quieres una regla sencilla que te ayude a sentirte saciada? Incorpora más fibra y más líquidos a tu dieta.

Las mejores infusiones para adelgazar

Antes de presentarte aquellas infusiones que mejor funcionan saciando el apetito, merece la pena destacar que no son pociones mágicas que ingerimos y adelgazamos sino que pueden actuar como complemento de una dieta saludable y el ejercicio físico regular.

hojas de té húmedas en una taza

Té verde

Es imposible iniciar este listado sin mencionar la «infusión adelgazante» por antonomasia. El té verde es conocido por sus propiedades diuréticas que ayudan a que se elimine la retención de líquidos.

A su vez, tiene un efecto digestivo y actúa acelerando el metabolismo. Este efecto se produce gracias a la presencia de la cafeína, una sustancia que activa la termogénesis que ayuda a quemar grasas (2). Puede ser interesante probar a beber una taza de té verde tras las comidas.

Infusión de bardana

La bardana es una planta originaria de Asia y Europa que se destaca por sus hojas ovales y rugosas. También conocida como lampazo, los investigadores han corroborado que tiene un interesante aporte nutricional.

Por supuesto, cuenta con un fuerte efecto saciante debido a su contenido de inulina, una sustancia que genera energía en el organismo (3). Por otra parte, esta infusión es antioxidante, así que al beberla también estarás protegiendo a tu organismo de la acción de los radicales libres que puede generar enfermedades degenerativas (4).

Infusión de garcinia

La garcinia, también conocida como tamarindo malabar o por su nombre científico Garcinia gummi-gutta, es un arbusto proveniente de la India, aunque también es posible encontrarlo en África, la Polinesia y otras partes del sudeste asiático.

Su infusión se utiliza hace cientos de años en Oriente para perder peso y mantenerse debido a su efecto saciante y a que evitaría la acumulación de grasas en el organismo (5).

Café verde

Aunque a veces nos olvidemos, el café puede ser una infusión y, particularmente, el café verde (elaborado con granos de café que no han sido tostados) exhibe un interesante efecto saciante, producido por su alto contenido de ácido clorogénico, que permitiría que comiésemos menos y, por ende, perdiésemos esos kilos que nos molestan (6).

Pu-erh

¿Sabías que el famoso té rojo tiene un fuerte poder saciante? Además, aceleraría el metabolismo, una función que permite quemar mayor cantidad de grasas y, por ende, adelgazar. De hecho, diferentes estudios han corroborado que su consumo se asocia no solamente a la pérdida de peso sino también a la reducción del índice de masa corporal y a una importante mejora del perfil lipídico (7).

Infusión de vainilla

Si bien no hemos hallado investigaciones al respecto, existen muchos testimonios que aseguran que la infusión de vainilla ayudaría a metabolizar los alimentos y, además, su magnífico aroma engañaría al cerebro y generaría sensación de saciedad.

Infusión de manzanilla

Otra de las infusiones usadas como saciantes de manera habitual es la manzanilla. Si bien la misma se suele asociar al alivio de las molestias estomacales, también es una planta diurética y se cree que ayudaría a sentirse satisfecho.

Infusiones frutales

Por último, cabe mencionar las infusiones frutales que podemos preparar en casa utilizando la cáscara de diferentes frutos. 

Entre las mejores opciones se encuentran la manzana, el coco, la frambuesa, la mora, el plátano, el higo, la pera y la ciruela. Cualquier infusión de estas frutas te permitirá alcanzar la sensación de saciedad.

¿Qué te ha parecido nuestro listado de infusiones que pueden beberse como saciantes? Son naturales, sin aditivos, sabrosas y muy pero muy ricas. ¡Pruébalas!

Fuentes:

  1. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK279994/
  2. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/16076989/
  3. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/20981575/
  4. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3073957/
  5. https://academic.oup.com/ajhp/article-abstract/75/2/17/5101970?redirectedFrom=fulltext
  6. https://www.researchgate.net/publication/289557943_Green_Coffee_Bean_Extract_as_a_Weight_Loss_Supplement
  7. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4818050/
Antonella Grandinetti
Antonella Grandinetti

Redactora creativa todoterreno y mamá por tres. Disfruto leyendo y escribiendo desde artículos hasta novelas. Me apasiona viajar y pasar tiempo soñando despierta con mis peques. Amante del mate y el té.

Lee más sobre el mundo de los tés: