Para qué sirve el té de ginseng

El ginseng es conocido a nivel mundial por su potencial estimulante. De hecho, la medicina alternativa recomienda consumirlo para combatir el estrés y, también, mejorar la respuesta del sistema inmunológico frente a los agentes externos.

Ahora bien ¿son ciertas estas propiedades? En Infusionismo, nos hemos propuesto estudiar a fondo los beneficios del ginseng. ¿Estás preparado?

La planta de ginseng

Existen diferentes variedades de ginseng, aunque el más famoso es el de proveniencia china, conocido como Panax ginseng. También, es posible utilizar el Ginseng Americano, por su nombre científico Panax quinquefolis, una hierba silvestre originaria de América del Norte, o el Ginseng Siberiano (Eleutherococcus senticosus) que crece en Rusia.

Cuando se habla de ginseng, por lo general, nos referimos a la variedad china que es aquella cuyas propiedades se explotan desde hace milenios por parte de la medicina ancestral.

Esta planta es pequeña y pertenece a la familia de las Araliaceae (1). Destaca por sus hojas divididas en 5 lóbulos y sus bellas flores púrpuras. Sus frutos son drupas y su raíz es carnosa. Merece la pena destacar que esta es la parte de la planta que se utiliza para realizar el té de ginseng.

Propiedades para la salud del té de ginseng

Como ya señalamos, sus principales usos incluyen la lucha contra el estrés y la prevención de enfermedades a través de un aumento de las defensas. No obstante, esta infusión ¡serviría para muchas otras cosas más!

Es importante señalar que algunas investigaciones asocian el consumo de Ginseng chino a un efecto estimulante, mientras que beber Ginseng americano contribuiría a la relajación (2). Tenlo en cuenta a la hora de elegir tu té.

infusion de ginseng

Contribuye a un buen estado cognitivo

¿Te sientes triste sin motivos? ¿Estás de mal humor? ¿Olvidas las cosas? Un té de ginseng puede ser lo que necesitas para mejorar tu estado de ánimo y, además, darle un empujoncito a tu memoria y tu concentración. Los ginsenósidos serían los responsables de esta notable mejora (3).

Prevención de resfriados y gripe

Si bien la mayoría de los estudios se han realizado en pacientes de cáncer, los resultados han sido alentadores al arrojar que el consumo regular del té de ginseng serviría para aumentar las defensas del organismo y combatir, así, resfriados, gripes y otras enfermedades (4).

Combate las infecciones

¿Sabías que otro de los usos tradicionales del ginseng es luchar contra las infecciones? Si bien no hemos hallado datos al respecto, por algo su utilización con este fin está tan extendida.

Mejora la digestión

Otro de los supuestos beneficios del té de ginseng es ¡abrir el apetito! Se cree que beberlo no solo despertaría el hambre sino, también, ayudaría al sistema digestivo a trabajar mejor, evitando digestiones lentas y molestias como las indigestiones y los gases.

Tiene propiedades antiinflamatorias

Los expertos en medicina natural suelen recomendar el consumo de té de ginseng para aliviar las inflamaciones del estómago, como por ejemplo la gastritis. Esto se debe a que los datos científicos apuntan a que sus componentes aliviarían la inflamación (5).

De hecho, un estudio en particular mostró que los atletas que habían consumido ginseng tenían menos molestias tras 72 hs de ejercicio que el grupo de control (6).

Reduce los niveles de azúcar en sangre

Un estudio sobre el Ginseng Americano determinó que quienes habían realizado una prueba de tolerancia de azúcar (la curva del azúcar) y habían bebido esta infusión antes, obtenían mejores resultados que quienes no la habían consumido (7).

Por otra parte, se han comprobado efectos reductores del azúcar en sangre y un mejoramiento del comportamiento de la insulina en personas con diabetes que consumen Ginseng Asiático (8).

Combate la anemia

Debido a su contenido de hierro, se considera que su ingesta regular podría ser beneficiosa para combatir la anemia ferrosa; es decir: provocada por falta de hierro.

Mejora los síntomas de la resaca

¿Te has pasado con las copas y sientes dolor de cabeza y ganas de vomitar? Infusiona esta raíz y pronto te sentirás mejor. Al menos esos sostienen los expertos en medicina ancestral china.

Tiene efecto antioxidante

Un ensayo clínico encontró que el ginseng tiene compuestos con potencial antioxidante; es decir que esas sustancias combaten a los radicales libres previniendo, así, el daño oxidativo. Recordemos que el estrés oxidativo es el causante de diferentes enfermedades degenerativas como las cardiovasculares, el Alzheimer o el cáncer (9).

Por otra parte, las propiedades antioxidantes actúan, también, previniendo el temido envejecimiento prematuro.

Contribuye a disminuir la presión arterial alta

Si bien los datos no son concluyentes, una investigación encontró que quienes ingirieron 1000 mg de extraño de ginseng tres veces por día durante 3 meses, lograron controlar la presión arterial alta (10).

Contribuye al rendimiento atlético

Otro de los beneficios que se le atribuyen es la mejora del rendimiento deportivo debido a sus funciones antioxidante y antiinflamatoria.

Cómo preparar un té de Ginseng

La elaboración del té de Ginseng es sumamente fácil, aún si decides prepararlo en casa utilizando la raíz en lugar de un sobre de té.

Ingredientes

Elaboración

  1. Lleva el agua a ebullición.
  2. Antes de que rompa ebullición, incorpora la raíz cortada en rodajas.
  3. Apaga el fuego y deja reposar 7 minutos.
  4. Cuela y sirve.
  5. Incorpora miel y/o zumo de limón a gusto.

El té de Ginseng puede ser lo que tu organismo necesita para estar más alerta y, a la vez, para prevenir enfermedades este invierno… ¡o en cualquier momento del año!

Fuentes:

  1. https://es.wikipedia.org/wiki/Panax_ginseng
  2. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/24467543/
  3. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/17265697/
  4. https://www.researchgate.net/publication/315689738_Prospective_Study_for_Korean_Red_Ginseng_Extract_as_an_Immune_Modulator_Following_a_Curative_Gastric_Resection_in_Patients_with_Advanced_Gastric_Cancer
  5. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/21455094/
  6. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/21598413/
  7. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/11194526/
  8. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/16860976/
  9. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/24814037/
  10. https://medlineplus.gov/spanish/druginfo/natural/967.html
Antonella Grandinetti
Antonella Grandinetti

Redactora creativa todoterreno y mamá por tres. Disfruto leyendo y escribiendo desde artículos hasta novelas. Me apasiona viajar y pasar tiempo soñando despierta con mis peques. Amante del mate y el té.

Lee más sobre el mundo de los tés: