Por qué y cómo usar el té verde para adelgazar

Si hay una bebida que ha ganado fama internacional por sus propiedades adelgazantes es el té verde. En revistas, periódicos, redes sociales, Internet e, incluso, la televisión, podemos encontrar información hablando sobre tal o cual celebrity que logró bajar de peso siguiendo la dieta del té verde. Ahora bien ¿es esto cierto? ¿Sirve el té verde para adelgazar?

Lo cierto es que el té verde ha demostrado diferentes beneficios para la salud y, en este artículo, nos hemos propuesto probar si realmente adelgaza y, en ese caso, cómo deberíamos beberlo para favorecer sus efectos.

El sobrepeso y la obesidad en el mundo

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado en diferentes ocasiones sobre la necesidad de realizar campañas de hábitos de vida saludable que incluyan no solamente una educación alimentaria sino, también, la necesidad de realizar ejercicio físico de forma regular para poder combatir el sobrepeso y la obesidad.

vertiendo té en una taza japonesa

Esta entidad ha señalado que la obesidad ya ha alcanzado proporciones epidémicas y es la causa del desarrollo de diferentes enfermedades que ocasionan cada año la muerte de casi 3 millones de personas (1).

Sin dudas, los problemas de peso se relacionan de manera directa con nuestra forma de vida: son un problema actual de las sociedades que no necesitan desplazarse para obtener alimentos ni resguardo.

En la actualidad, podemos trabajar desde la comodidad de un sofá, comprar alimentos con un clic y encontrar entretenimiento en cuestión de segundos, sin mencionar que nuestras casas nos ofrecen todas las comodidades que necesitamos. Esta forma de vida repercute en nuestra calidad de vida; así, realizamos menos ejercicio, comemos más alimentos procesados para «ahorrar tiempo» y caemos en un círculo vicioso que implica engordar y adelgazar.

En el medio de esta vorágine, se encuentran, además, nuestros deseos estéticos.

Queremos vernos bien en el espejo, gustarnos y gustar a los demás. Y, por eso, buscamos toda clase de remedios que mágicamente nos ayuden a perder los kilos de más causados por la bollería, las chucherías y la falta de movilidad. Entre estas opciones, encontramos el té verde pero ¿sirve para adelgazar?

Té verde para adelgazar: ¿mito o realidad?

El té verde se utiliza desde hace cientos de años para aliviar toda clase de malestares, desde digestivos hasta el envejecimiento prematuro y la obesidad. Pero centrémonos en este último punto.

Esta infusión es rica en flavonoides (2), un componente que está presente en mayores cantidades en esta variedad de té que en el té negro debido a su mínimo proceso de oxidación. Recordemos que mientras las hojas de té negro se oxidan antes de someterse al proceso de enrollado y secado, las de té verde se secan de manera rápida para conservar mejor sus aceites esenciales, aroma, color y sabor herbal.

Específicamente, el té verde contiene EGCG (epigalocatequina galato), una catequina con probadas propiedades antimicrobianas y antioxidantes (3). Es importante señalar que los antioxidantes son moléculas que luchan contra los radicales libres, unas sustancias que generan daño oxidativo en el cuerpo y pueden desencadenar toda clase de enfermedades cardiovasculares, degenerativas e, incluso, cáncer, además de incidir en el envejecimiento prematuro (4).

Por otra parte, investigadores de la Universidad de Guadalajara, México, encontraron que el consumo de EGCG diario en conjunción con la cafeína se vincula a la pérdida de peso y, también, a la reducción de la grasa corporal (5).

No obstante, esta no ha sido la única investigación que ha concluido que el té verde sirve para adelgazar. Un estudio publicado en la revista científica Obesity Research determinó que el grupo que había consumido té verde durante 10 años mostraban un menor índice de masa corporal que el grupo de control (6).

También los investigadores de la Universidad de Maastricht llegaron a la conclusión que el té verde incide en el metabolismo, fomentando la quema de grasas. La explicación de esto se encuentra en la combinación de cafeína y catequinas del té verde (7).

En conclusión, es una realidad que el té verde puede ayudarte a adelgazar. Sin embargo, no se trata de un conjuro ni de una poción mágica. Para perder esos kilos molestos, es necesario que adoptemos hábitos saludables, al cuidar nuestra alimentación y, también, incluir el ejercicio físico en nuestro día a día.

¿Cuándo beber el té verde para adelgazar?

Por lo general, se suele recomendar beber el té verde tras las comidas o, incluso, en ayunas pero ¿por qué? Los investigadores han determinado que el té activa el metabolismo y esto, a su vez, repercute en la quema de grasas (8).

Particularmente, un estudio de Journal of Research in Medical Sciences obtuvo resultados favorables en lo que al uso del té verde para adelgazar se refiere (9). De hecho, la conclusión señala que el té verde actúa generando una significativa disminución del peso corporal.

Basándonos en esta información, beber té en ayunas, antes o después de comer sería beneficiosa para darle un empujoncito a nuestro metabolismo para que trabaje de manera más eficiente y elimine el exceso de grasas.

Un comentario a parte merece la utilización del té verde en las dietas de ayuno intermitente; es decir, en aquellas dietas donde durante un periodo de tiempo se restringe la ingesta. Por ejemplo, no se come nada durante 8 horas. En estos casos, el té verde actúa fomentando el metabolismo y, además, como paliativo del hambre ya que algunos estudios lo definen como un «supresor del hambre» (10).

En cualquier caso, se aconseja consultar con el médico para obtener las mejores recomendaciones para el consumo de té verde para adelgazar. En líneas generales, no deberías beber más de 3 tazas diarias para no superar la dosis recomendada de cafeína.

Podrías beber una taza en ayunas para iniciar el día con el metabolismo trabajando a toda máquina y beber las otras dos tazas unos 20 minutos después de las dos comidas principales; de esta manera ayudarías a que tu cuerpo no almacene los excesos.

¿Una idea? Además de beber té verde, puedes combinar esta infusión con otras hierbas para, así, variar su sabor. Buenas opciones podrían ser té verde con jengibre, té verde con miel, té verde con menta, té verde con canela e, incluso, un té verde con jazmín.

En conclusión, beber té para adelgazar no es un mito pero tampoco una solución a todos nuestros problemas. El té verde puede ser parte de una dieta para perder peso pero no el eje central de la misma.

Par mantener un peso saludable es necesario prestar especial atención a nuestra cotidianidad y adaptarla a través de hábitos sanos que nos permitan modificar nuestro cuerpo a nuestro gusto y mantenerlo en el tiempo.

Fuentes:

  1. https://www.who.int/features/factfiles/obesity/es/
  2. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2352939318300563
  3. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6076941/
  4. https://www.nccih.nih.gov/health/antioxidants-in-depth
  5. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/28627214/
  6. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12972679
  7. https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0031938410000703#!
  8. https://www.webmd.com/diet/features/tea-types-and-their-health-benefits#1
  9. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3908530/
  10. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0038332
Antonella Grandinetti
Antonella Grandinetti

Redactora creativa todoterreno y mamá por tres. Disfruto leyendo y escribiendo desde artículos hasta novelas. Me apasiona viajar y pasar tiempo soñando despierta con mis peques. Amante del mate y el té.

Lee más sobre el mundo de los tés: