La lista de propiedades del café verde

Quien no conoce el café, pero, ¿y el café verde? Hoy queremos acercarte esta bebida gustosa, energizante y con un buen número de propiedades beneficiosas para la salud. ¿Nos acompañas?

¿Qué es el café verde?

Puede sonar raro pero el café verde no es un invento nuevo ni un cruce de laboratorio. No señor: se trata de los mismos granos que consumimos tostados, solamente que los mismos no se someten a ningún proceso especial durante su elaboración. Es decir que se trata del mismo café de siempre solo que más natural.

Al evitarse el procesamiento, el café verde contiene mayor cantidad de nutrientes que el tostado. Eso se debe a que el tueste disminuye la presencia de ácido clorogénico (1), un ingrediente al cual se le atribuyen muchos beneficios para la salud.

Producción del café verde

El café es el fruto del cafeto, un árbol originario de África y el sur de Asia. Cuando los frutos están listos para ser cosechados, se realiza la recolección de los mismos. Esta se puede realizar totalmente a mano o con procesos mecanizados. 

Por supuesto, la recolección manual es más lenta, ya que implica una recolección individual y consciente de cada baya. Es decir que las mismas se analizan para escoger solamente aquellas en su punto perfecto de maduración.

Una vez recolectadas las bayas, se abren para obtener los granos de café. Estos se secan al sol durante varios días y se procede a separarlos de la pulpa.

Luego, se realiza una selección para separar cualquier residuo o grano dañado de los que se encuentran en óptimas condiciones. Finalmente, se envasan en crudo para obtener café verde.

taza de café con espuma

Propiedades del café verde

Lo primero que debemos destacar es que el café verde tiene un sabor similar al café habitual aunque bastante más amargo y destaca por su color verdoso en taza. Ahora bien ¿cuenta realmente con beneficios para la salud?

Efecto estimulante

Al igual que el café tostado, el café verde contiene cafeína (ojo, también podemos encontrarla en otras plantas como el té o el cacao); por lo tanto, también actúa como estimulante, brindando energía de manera rápida.

Ten en cuenta que, por este motivo, no suele aconsejarse su consumo en caso de nerviosismo, ansiedad, hipertensión u otras patologías.

Favorece la pérdida de peso

El café verde se ha hecho famoso, al igual que el té verde, por sus propiedades para adelgazar. Aunque es cierto que existen numerosos estudios sobre como la cafeína de otras bebidas como el té afectan a la pérdida de peso, debe continuar estudiándose el caso del café verde.

Si bien algunos estudios en animales han corroborado una pérdida de peso tras el consumo regular de esta infusión (2) debido a un aumento de la termogénesis y de la urinación, las investigaciones en humanos no han encontrado ninguna relación significativa (3).

Protege el corazón

Su contenido de ácido clorogénico actúa regulando la presencia de azúcar en sangre y, también, la tensión sanguínea (4, 5). Estos son dos de los marcadores de riesgo de la enfermedad cardíaca; por eso, se cree que protegería al corazón.

Además, al actuar sobre la insulina y controlar el azúcar, ayudaría a prevenir la aparición de la diabetes.

Propiedades saciantes

Beber café verde produce una sensación de saciedad que nos impulsaría a comer menos. Así, sería más fácil controlar las porciones y adelgazar, además de evitar el picoteo entre horas.

Función antioxidante

El ácido clorogénico tiene probadas propiedades antioxidantes (6); es decir que ayuda a cuidar la salud general del organismo. Recordemos que los antioxidantes combaten el estrés oxidativo generado por los radicales libres y que actúa sobre las células generando toda clase de enfermedades crónicas y degenerativas, como el Alzheimer o las patologías cardíacas.

Reduce la tensión arterial

Un estudio realizado en el año 2014 concluyó que quienes habían consumido regularmente café verde habían logrado reducir sus valores de presión arterial (7). Es decir que podría considerarse una buena manera de prevenir la hipertensión. Sin embargo, más investigaciones serían necesarias para corroborar estos datos.

Nota: La ingesta moderada de café verde (480 mg por día) se considera segura. No obstante, no se recomienda su consumo a embarazadas, madres lactantes, personas con trastorno de ansiedad, trastornos hemorrágicos o glaucoma.

¿Cómo preparar una taza de café verde?

Preparar café verde en casa no tiene grandes misterios aunque sí un par de recomendaciones para que tenga el mejor sabor posible.

Ingredientes

Elaboración

  1. Coloca los granos en la olla que usarás para preparar tu café verde.
  2. Cúbrelos con agua, solamente con la necesaria para que queden tapados por ella. Déjalos reposar hasta que se hinchen (alrededor de media hora).
  3. Incorpora un litro de agua y lleva a ebullición a fuego bajo.
  4. Cuando hierva, deja que decocciones 5 minutos y apaga el fuego.
  5. Deja reposar tres minutos. Cuela y sirve.

Ahora que conoces las propiedades del café verde, no tienes excusas para no probarlo. ¿A qué esperas?

Fuentes:

  1. https://medlineplus.gov/spanish/druginfo/natural/1264.html
  2. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/27393090/
  3. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/20871849/
  4. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/24062792/
  5. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29307310/
  6. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3766985/
  7. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4123567/
Antonella Grandinetti
Antonella Grandinetti

Redactora creativa todoterreno y mamá por tres. Disfruto leyendo y escribiendo desde artículos hasta novelas. Me apasiona viajar y pasar tiempo soñando despierta con mis peques. Amante del mate y el té.

Lee más sobre el mundo de los tés: