Té rojo con canela: los beneficios de un clásico

El té rojo con canela es una de esas infusiones clásicas que seguramente has probado alguna vez y, si no lo has hecho, ¿a qué esperas? Es sabrosa, reconfortante, aromática y beneficiosa para la salud, ¿se puede pedir algo más?

Como bien sabes, la medicina Ayurveda utiliza las especias desde hace miles de años para combatir toda clase de enfermedades y malestares. Una de las más usadas es la canela, con su inconfundible aroma y sabor, además de su enorme abanico de propiedades para la salud.

Beneficios para la salud del té rojo con canela

¿Sirve el té rojo con canela para adelgazar?

Al igual que al té verde, se le atribuyen propiedades adelgazantes debidas a la aceleración del metabolismo (5). Además, al ser rico en antioxidantes, prevendría trastornos cardiovasculares, incluso enfermedades de riesgo como el infarto. Este efecto se ve aumentado por la combinación con la canela que, también, aporta una interesante dosis de antioxidantes (6), así como compuesto antiinflamatorios, antidiabéticos y antimicrobianos.

Las propiedades del pu’er

El pu-erh, al igual que otros tés, tiene un alto potencial antioxidante; es decir que es capaz de proteger al organismo del daño de los radicales libres. De esta manera, podría tener propiedades para prevenir la aparición de del cáncer. Un estudio, por ejemplo, ha señalado que el té rojo tiene efecto anticancerosos (2), mientras que otro concluyó que beber esta infusión podría evitar que los tumores continuasen creciendo (3).

Por otra parte, el proceso de fermentación genera puerinas en este té, unos componentes que reducen los niveles de colesterol y azúcar en sangre (4).

Sin embargo, esto no es todo: una investigación llevada a cabo en Yunnan, concluyó que el té podría mitigar la osteoporosis (7) y otra de la Universidad de Jilin encontró que el pu-erh actúa como neuroprotector (8).

taza de té con filtro

Las propiedades de la canela

Famosa por sus propiedades para la salud, la canela, una especia que se obtiene del árbol Cinnamomum, es habitualmente utilizada en toda clase de preparaciones dulces y, especialmente, muy valorada en repostería.

A nivel salud, diversos estudios (9) han demostrado que cuenta con propiedades antioxidantes, antimicrobianas, antiinflamatorias, inmunomoduladoras y reductoras del colesterol. Por este motivo, se suele recomendar su inclusión en la dieta habitual.

¿Qué es el té rojo?

El té rojo o pu-erh se obtiene a partir de las hojas de la planta del té, la Camellia sinensis, pero estas se someten a un proceso de fermentación que le otorga su característico color, sabor y aroma.

Merece la pena destacar que si alguna vez viajas a China, Japón, Taiwán, Corea y otros países asiáticos y pides un té rojo, probablemente te sirvan un té negro. Como lees, el té negro recibe por aquellos lugares la denominación de té rojo. Por este motivo, recomendamos utilizar la denominación pu-erh para evitar confusiones.

Ahora bien ¿cómo se elabora el té rojo? Tras la recolección de las hojas del árbol del té, estás se someten a un proceso de oxidación corto, tras el cual se secan en un wok ubicado sobre hogueras. Al “matar el verde”, como lo llaman los chinos, se detiene la oxidación y se mantienen los aceites esenciales del té.

Luego, una vez tostadas, las hojas se enrollan, se frotan y se trabajan hasta formar tiras que se dejan secar al sol. Una vez secas, las hojas pueden prensarse para obtener los famosos ladrillos de pu-erh o consumirse tal qual. 

Si se busca obtener un pu-ehr madurado, se inicia la fermentación del maocha (así se llama a las hojas ya tratadas). Sobre este, actúan bacterias, levaduras y mohos durante días, meses e, incluso, años. Como lees, la fermentación puede llevar años o décadas, dependiendo de los sabores que se quieran obtener.

Al fermentarse, las hojas adquieren un color marrón que se transforma en el brillante rojo que conocemos al infusionar. Una vez terminada la fermentación, el té puede consumirse o almacenarse en condiciones controladas para dejar envejecer. Merece la pena destacar que los tés con procesos de maduración más largos son los más caros y de mayor calidad.

El sabor del pu-erh

Los sabores del té rojo varían dependiendo del tratamiento de las hojas. Se suelen encontrar aromas a tierra y a bosque o madera enmohecida. Los cuerpos suelen ser densos.

El pu-erh es un té con un carácter fuerte, fácil de identificar y diferenciar. Al fin y al cabo, la fermentación no es un proceso tan habitual en el mundo del té.

El origen del té rojo con canela

No hemos encontrado datos sobre el origen de esta infusión tan popular. Probablemente, como ha sucedido todo en el mundo el té (o casi todo), esta mezcla se deba a una casualidad. Gran parte de los grandes descubrimientos teteros se han debido a accidentes.

De hecho, se dice que el té se descubrió al caer unas hojas en agua que habían puesto a hervir debajo de un misterioso árbol. Por este motivo, no sería raro que el té rojo con canela haya nacido gracias a un descuido. Aunque, también, podría deberse a la medicina Ayurveda y el intento de potenciar los beneficios de dos componentes con muchos beneficios para la salud.

Cómo preparar una taza perfecta de té rojo con canela

El procedimiento para elaborar tu té rojo con canela variará según la presentación de pu-erh que desees utilizar. Si tienes hojas de té rojo en casa, la preparación es tan sencilla como infusionar 3 gramos de hojas y media cucharadita de canela en agua a 90ºC durante 5 minutos. Luego, cuelas y disfrutas.

En el caso de los pasteles o ladrillos de pu-erh, antes de infusionar, deberás raspar un pequeño trozo de 3 gramos y remojarlo en agua caliente durante algunos segundos. Una vez que las hojas estén hidratadas, descarta el agua e infusiona el té junto con la canela como hemos señalado en el párrafo anterior.

Aprovecha el té rojo con canela para disfrutar de un sabor poderoso, con cuerpo y sumamente aromático, además de beneficiarte de su gran cantidad de propiedades para la salud.

Fuentes:

  1. https://es.wikipedia.org/wiki/Pu-erh
  2. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24579782
  3. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22174618
  4. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29945388
  5. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28364190
  6. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4003790/
  7. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28620304
  8. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27578019
  9. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20924865
Antonella Grandinetti
Antonella Grandinetti

Redactora creativa todoterreno y mamá por tres. Disfruto leyendo y escribiendo desde artículos hasta novelas. Me apasiona viajar y pasar tiempo soñando despierta con mis peques. Amante del mate y el té.

Lee más sobre el mundo de los tés: