Los beneficios del té de albahaca

La albahaca es una de las plantas aromáticas más utilizadas dentro de la gastronomía, sobre todo en la italiana. ¿A quién no le gusta una rica salsa con albahaca? Ahora bien, ¿sabías que el té de albahaca tiene numerosos beneficios para la salud?

Como lees, lo mejor es que tener una planta de albahaca en casa no es nada difícil: necesitas poco espacio cerca de una ventana y la constancia adecuada para regarla regularmente. Así de sencillo es tener albahaca fresca para cocinar y preparar infusiones.

La planta de albahaca

La albahaca, científicamente conocida como Ocimum basilicum, es una hierba aromática de la familia de las lamiáceas. Originaria del sudeste asiático y de África, hoy en día es posible encontrarla en todo el mundo.

Esta planta es anual, es decir que muere tras la temporada. La misma puede alcanzar los 130 centímetros aunque es más habitual verla en presentaciones de entre 30 y 50 centímetros.

Sus hojas ovaladas tienen un color verde intenso y una textura sedosa. Durante la primavera, aparecen flores de color blanco o violeta que se ubican en espigas. Tras la floración, se desarrollan las semillas que, si quieres cultivarla en casa, puedes recolectar para sembrar más adelante.

En cuanto a los cuidados necesarios, la albahaca es una planta sensible al frío; por lo tanto, se recomienda tenerla dentro de casa si vives en zonas donde las heladas son habituales. Eso sí, necesita sol para crecer bien, aunque lo ideal es que no esté ubicada a pleno sol ya que sus hojas pueden quemarse.

A nivel de riego, agradece los suelos constantemente húmedos pero no encharcados y la tierra fértil y permeable. ¿Te animas a tener una planta de albahaca en tu balcón o en la ventana? Le darás mucho color y sabor a tus platillos. Al fin y al cabo, la albahaca es un ingrediente habitual del pesto, la salsa de tomate, las sopas de verduras y la pizza, entre otras recetas.

té de albahaca

Los beneficios para la salud del té de albahaca

La medicina alternativa utiliza la albahaca hace miles de años para tratar molestias digestivas y trastornos intestinales pero ¿tienen estos usos alguna base científica?

Favorece la digestión

¿Las grandes comilonas te dan dolor de estómago pero no tienes manzanilla en la alacena? Tranquilo, coge algunas hojas de albahaca y prepárate una infusión. Como lees, la albahaca común que usamos para cocinar tiene propiedades que evitan los espasmos gástricos y favorecen el flujo gastrointestinal.

De esta manera, gracias a su efecto carminativo (1), podrás acabar con las molestias ocasionadas por el exceso de comida, como el dolor de estómago o los gases.

Antiácido

Muy relacionado con el punto anterior es su función como antiácido. Olvídate del molesto sabor desagradable que sube por tu garganta y te quema. El té de albahaca acabará con él, mejorando la flora estomacal y previniendo la aparición de úlceras (2)

Combate al diarrea y el estreñimiento

Diferentes investigaciones han señalado que la albahaca tiene efectos antibacterianos y antifúngicos. Por este motivo, puede ser la opción ideal para combatir las bacterias que ingresan al organismo y generan estreñimiento o diarreas (3). ¡Una solución sabrosa!

Reduce el colesterol

En el interior de las hojas de albahaca, los científicos han encontrados un aceite compuesto por taninos, polifenoles y flavonoides. Un estudio publicado en la revista científica en IOP Conference Series: Materials Science and Engineering (4) determinó que dichas sustancias actúan sobre los niveles de colesterol, disminuyéndolos.

Aliviaría el estrés

Si bien los datos no han sido obtenidos de investigaciones en humanos sino en animales , se cree que los componentes de la albahaca ayudarían a relajar la mente y el cuerpo, pudiendo, así, aliviar el estrés (5).

Disminuye la tensión arterial

¿Padeces de hipertensión? Pues consulta con tu médico sobre la posibilidad de acompañar tu tratamiento habitual con té de albahaca. Un ensayo clínico publicado en la revista científica Hypertension Research: official Journal of the Japanese Society of Hypertension (6) determinó que consumir albahaca regularmente contribuye a reducir la tensión arterial alta.

Contribuye a bajar los niveles de azúcar en sangre

De hecho, se dice que el extracto de albahaca tiene propiedades antidiabéticas porque suprimiría la liberación de glucosa endógena y estimularía la glucogénesis (7).

Cómo preparar una taza de té de albahaca

Como toda infusión elaborada con hojas, raíces, flores o semillas, su preparación es muy pero que muy fácil. Lo único que debes tener en cuenta es lavar bien las hojas antes de infusionarlas, ya que podrían contener tierra o, incluso, albergar pequeños bichitos.

Ingredientes

Elaboración

  1. Lleva a ebullición una taza de agua.
  2. Incorpora las hojas de albahaca y apaga el fuego.
  3. Deja infusionar durante 10 minutos.
  4. Cuela y bebe. Puedes incorporar zumo de limón o naranja, y/o miel.

Ahora que conoces todas las bondades del té de albahaca, ¿te han entrado ganas de tener una planta en tu hogar? Puede ser una buena idea para tener sus propiedades a solo unos pasos de distancia.

Fuentes:

  1. https://www.peacehealth.org/medical-topics/id/hn-3652007
  2. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4296439/
  3. https://www.webmd.com/vitamins/ai/ingredientmono-303/basil
  4. https://iopscience.iop.org/article/10.1088/1757-899X/546/6/062020
  5. https://www.researchgate.net/publication/323374590_CAN_OCIMUM_BASILICUM_BASIL_RELIEF_THE_IMPACT_OF_CHRONIC_UNPREDICTABLE_MILD_STRESS_ON_THE_MICE_SALIVARY_GLANDS
  6. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/20448636/
  7. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/28163956/
Antonella Grandinetti
Antonella Grandinetti

Redactora creativa todoterreno y mamá por tres. Disfruto leyendo y escribiendo desde artículos hasta novelas. Me apasiona viajar y pasar tiempo soñando despierta con mis peques. Amante del mate y el té.

Lee más sobre el mundo de los tés: