Todo lo que hay que saber sobre el té Gunpowder

El mundo del té verde da mucho de sí. En esta ocasión, nos volvemos a adentrar en nuestra querida China para hablar de uno de sus interminables tés: el conocido (al menos en Occidente) como Gunpowder.

Las hojas de este té se caracterizan por una peculiar forma redondeada, que hace que se asemeje a un perdigón. Si has estado en Marruecos, habrás probado muy probablemente algún tipo de Gunpowder, ya que a menudo es la variedad que se usa, en combinación con la menta, para preparar su típico té moruno.

Repasemos las características de este té.

¿Qué es el Gunpowder?

El Gunpowder es uno de los numerosos tés verdes producidos en China. Durante su proceso de elaboración, sus hojas se enrollan dando lugar a su característico aspecto de pequeñas bolas oscuras. De aquí proviene su nombre, cuya traducción en castellano significa pólvora, aunque en su país de origen, se lo conoce como té perla.

Si bien en la actualidad el Gunpowder se produce en diferentes países, su origen fue la provincia de Zhejiang, China, uno de los mayores productores de té a nivel mundial.

Al igual que sucede con otras variedades, es posible encontrar diferentes calidades de este té proveniente de la Camellia sinensis, el árbol de té. El Gunpowder puede producirse con hojas más jóvenes o maduras, cosecharse en diferentes momentos del año y provenir de distintas regiones y países.

primer plano de té gunpowder
Gunpowder. Foto original de Petwoe en Wikipedia en alemán. / CC BY-SA

Historia del té Gunpowder

Como suele suceder cuando hablamos de tés, la historia no cuenta con fuentes 100% fidedignas. En este caso, se cree que el Gunpowder nació hace más de mil años, durante la época de la Dinastía Tang. Si realmente es así, se trataría de uno de los tipos de té más antiguos, así como también de la primera variedad verde en ser exportada.

Cuenta la leyenda que ya durante los siglos VIII y IX, esta variedad de té se utilizaba como hierba sagrada en China. Sin embargo, no fue hasta el siglo XVIII cuando comenzó a volverse más popular al ser introducido en la corte del Sultán Moulay Ismail.

A principios del 1600, comenzó a ser exportado y se popularizó con los nombres de Perla Verde y Hyson en Europa y América un siglo más tarde. En algún momento, el Gunpowder llegó al Magreb y, allí, se lo utilizó para preparar té a la menta. De hecho, aún hoy en día se usa esta variedad para la preparación tradicional que se consume como ritual social entre familias, amigos e, incluso, para dar la bienvenida a turistas.

Producción del té Gunpowder

El proceso de elaboración empieza, como te imaginarás, con la recolección de las hojas del té. En este caso en particular, se recogen brotes jóvenes y hojas maduras.

Una vez recogidas, las hojas se someten al proceso de “matar el verde” para detener el proceso natural de oxidación. Este consiste en una leve cocción en wok. Recordemos que algunas clases de té, como el té negro, se someten a una oxidación controlada pero en el caso del té verde se detiene de manera temprana.

Tras la cocción, las hojas del té se enrollan. Para preparar el Gunpowder, las mismas se enrollan de manera manual o mecanizada y adquieren la forma de la pólvora, o sea de pequeñas bolitas. Tras esta técnica, se secan para mantener su sabor, color y aroma.

¿Tiene cafeína?

Sí, el Gunpowder tiene cafeína como cualquier otra variedad de té verde. No obstante, la cantidad de cafeína dependerá de las hojas que se utilizaron en su elaboración.

Los brotes y hojas jóvenes suelen tener una mayor concentración de cafeína que las más maduras. Al elaborarse el Gunpowder con todo tipo de hojas (a diferencia de otros tés donde se seleccionan), la cantidad de cafeína del té puede variar.

Si al contemplar este té ves hojas pequeñas y de un verde vivo, puedes considerar que tendrá más cafeína que en el caso de hojas más grandes y de color más oscuro.

Beneficios para la salud

El té verde se popularizó en Occidente como la fórmula mágica para perder esos kilos de más que tanto molestan pero ¿para qué sirve el gunpowder?

Al igual que otras variedades de té, contiene una interesante dosis de antioxidantes que pueden actuar como protectores del organismo, evitando el desarrollo de diferentes enfermedades (1). Serviría, entonces, para reducir el riesgo de cáncer, accidente cerebrovascular, enfermedades cardíacas e, incluso, cáncer.

Por otra parte, tiene efectos antivirales y antibacteriales que lo convierten en una buena opción para combatir toda clase de hongos, virus y bacterias. Por ejemplo, sería útil para luchar contra la gripe, el herpes, la Helicobacter pylori y la Candida albicans (2).

Si quieres profundizar en este tema, te recomendamos este artículo.

El sabor del Gunpowder

El Gunpowder es un té verde con carácter. Sus aromas son intensos y suelen aportar toques ahumados, dulces, mentolados y, a veces, un poco picantes. 

Su infusión destaca por tener un cuerpo notable y una astringencia comedida. En taza, muestra un color verdoso y dorado.

¿Cómo preparar una taza perfecta de Gunpowder?

Como siempre que preparamos té verde, es necesario prestar especial atención a la temperatura del agua y al tiempo del infusionado para evitar que amargue. Veamos cómo prepararlo paso a paso.

Ingredientes

Elaboración

  1. Calienta el agua a 85°C.
  2. Incorpora las hojas de té y deja infusionar durante 3 minutos.
  3. Cuela el té y bebe.

Ls hojas del té pueden infusionarse más de una vez. Sin embargo, deberás aumentar levemente el tiempo de reposo para obtener el mismo sabor. Prueba aumentando unos 30 segundos por cada proceso de infusión por el que pasan las hojas.

La próxima vez que visites tu tienda, pregunta por este sabroso té verde y sorprende a tu familia y amigos con una riquísima taza de Gunpowder.

Fuentes:

  1. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4549831/
  2. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2855614/
Antonella Grandinetti
Antonella Grandinetti

Redactora creativa todoterreno y mamá por tres. Disfruto leyendo y escribiendo desde artículos hasta novelas. Me apasiona viajar y pasar tiempo soñando despierta con mis peques. Amante del mate y el té.

Lee más sobre el mundo de los tés: